sábado, 18 de febrero de 2012

VESTIDURAS

Lady of the Tide Pictures, Images and Photos


Cierto día Belleza y Fealdad se encontraron a orillas del mar. Y se dijeron:

-Bañémonos en el mar.-

Entonces se desvistieron y nadaron en las aguas. Instantes más tarde Fealdad regresó a la costa y se vistió con las ropas de Belleza, y luego partió.


Belleza también salió del mar, pero no halló sus vestiduras, y era demasiado tímida para quedarse desnuda, así que se vistió con las ropas de Fealdad. Y Belleza también siguió su camino.


Y hasta hoy día hombres y mujeres confunden una con la otra.


Sin embargo, algunos hay que contemplan el rostro de Belleza y saben que no lleva sus vestiduras.


Y algunos otros que conocen el rostro de Fealdad, y sus ropas, no lo ocultan a sus ojos.
 
 
K. Gibran

14 comentarios:

  1. Tiene cosas muy copada, muchas reflexiones, Khalil. Yo leí algunos libros de él, pero hace mucho... me diste ganas de leer uno.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Un realto corto que hace pensar mucho.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hermosas letras por lo general la cara bonita no tiene el corazón muy bello por eso lo que cuenta quien esta rebajos de ese traje bonito una hermosa reflexión me gusto mucho.
    BESOS FELIZ FIN DE SEMANA.

    ResponderEliminar
  4. Y yo que nunca leí ninguno me dio ganas de explorar; gran verdad la que plantea, hermosa reflexión para ver qué miramos cuando miramos,

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Un hermoso cuento. Leí mucho de Khalil Gibran pero no recordaba este. Me gusto mucho.No debemos fiarnos totalmente de lo que vemos a veces hay otras cosas debajo de las vestiduras.

    Estas invitada a "Copas vacias"
    http://nidaeldore.blogspot.com

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante cuento.
    No podemos dejar llevar por las apariencias.
    Reza un refrán, "que aunque la mona se vista de seda, mona se queda".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Marylin!

    Que verdad tan grande, nada es lo que parece!.

    Bueno por estos lagares estamos con los disfraces de carnaval!.

    Un fuertisimo abrazo y feliz carnaval!.

    ResponderEliminar
  8. Es cierto, nada es lo que parece. Hay que aprender a mirar con los ojos del alma.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Nada más cierto, la mayor parte de las veces hay que mirar a los ojos de las personas para saber si está vestida de belleza o de fealdad. Éstos raramente engañan.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. No sé si hay que mirar a los ojos, pero la belleza y la fealdad son conceptos muy difusos y muy relativos, casi depende de los ojos con los que miremos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. A veces tanto hombres como mujeres...estamos un poco ciegos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  12. A VECES BUSCAMOS LO QUE YA TENEMOS DONDE NUESTRAS ILUSIONES VEN COSAS ....QUE NO PUEDEN SER AUNQUE TE GUSTARIA QUE FUESEN JIJIIJOME ENCANTA GRACIAS WUAPETONA....

    ResponderEliminar
  13. HOLA MARYLIN PERDONA POR NO SALUDARTE ANTES....

    ResponderEliminar
  14. Me encanta que me hayas invitado a tu casa, donde habla mi gran amigo Khalil Gibran.
    Es sin duda un maestro de sabiduría, y su metódo es la ternura...

    ResponderEliminar