miércoles, 15 de febrero de 2012

OKI-DOKI

Jupiterdance...Queen... Pictures, Images and Photos

A propósito del día de la amistad que recien pasó, quiero hablarles de mi mejor amigo. A pesar de que tengo un monton de amigos a quienes quiero intrañablemente, éste en particular, reune cierta cualidades que lo distingue de los demás,  a pesar de que sólo hace tres años que lo conozco.

Fue una linda mañana del mes de mayo del 2008 que mis hijos angustiados por la tristeza que a nuestra familia había traído la muerte nuestro amigo Alfie, decidieron adoptar a Oki-doki.  Los trámites para tal acontecimiento fueron divertidos ya que mi hija que vive en Perú vió un catalogo de gatos on-line que estaban en adopción  en la Florida y escogío a este de entre 400 felinos.  De inmediato nos pusimos en acción y recogimos al gato, vacunado y castrado (requisito del Estado).  Asi lo trajimos, de ocho semanas, esbelto, con su traje gris a rayas, ojos verdes de mirada intensa, y un garbo y donaire que nos ha cautivado.

¿A veces me pregunto si Oki-doki me quiere tanto a mi como yo a él?  o ¿Es acaso su salamería por que le proveo casa y comida?

Según he estado investigando, evidencias clínicas demuestran que la alimentación juega un papel muy importante entre el gato y su amo. Pero no solo del pan vive el gato.  La mera presencia y caricia de la persona amada ha demostrado que reduce el ritmo cardíaco de los felinos.

Las malas lenguas rumoran que los gatos son independientes, desapegados y que "todo" es cuando ellos quieren.  Esto puede ser cierto para algunos, pero no para todos.  Según expertos veterinarios los gatos que han sido criados, desde su nacimiento, "con calor humano" piensan que ellos son casi humanos o que los humanos son casi gatos.  Lo cierto es, que en la relacion gato-amo se dá esta simbiosis de manera imperceptible.

En ocasiones Olki-doki me trae un animal muerto como demostración de afecto y respeto. Me persigue por toda la casa, se sienta en mis piernas o a mi lado (encima del teclado de mi ordenador para llamar mi atención), se deprime ligeramente cuando salgo de casa y me espera ansiosamente postrado en la ventana esperando mi  regreso. Tambien me da un "beso" (cuando en las mañana se queda mirándome intensamente y luego entrecierra los ojos), ronronea y roza su cuerpo contra mis piernas.

Estas demostraciones de afecto que me brinda Oki-doki a diario, sin importarle que yo no sea tan constante como él lo hacen muy especial en mi vida, mi mejor amigo.


7 comentarios:

  1. Querida Marilyn, eso mismo me pasa amí pero con mi perrita Sandy. Nos queremos tanto que no sabemos estar la una sin la otra. Es más, creo que su cariño hacia mí es aún mayor.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Soy de los de mala lengua que piensan que los gatos son independientes, desapegados y reponden comotodos los animales a estímulos de manada. Pero bastantes pruebas he visto en muchas mascotas de comportamientos casi humanos. Si Oki-Doki responde así contigo sera porque en cierta forma le entregas en cariño lo que a el le hace falta.

    Besos
    Daniel

    ResponderEliminar
  3. Hola Marylin, todo lo que cuentas de tu gatito lo hacía mi gatita, "La Rufa" no sabes el vacío que me dejó cuando murió, tal es así, que ya no me atrevo a tener otro gato para no herir su memoria.
    Desde aquí, un ronroneo para Oki-Doki y un beso para tí.

    ResponderEliminar
  4. He tenido gatos y creo que acarrean una mala leyenda de independientes y nada afectuosos, algo con lo que no estoy de acuerdo puies la experiencia ha sido parecida a la tuya.
    Siento una sana envidia por el cariño que sientes hacia Oki-Doki y de como eres correspondida.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Los animales nos dan un cariño y un amor incondicional que no lo encontramos a veces en los humanos. Son admirables, deberíamos aprender de ellos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Yo tuve gatos hace algun tiempo, me gustaba como me acariciaban con su cuerpo sus uñas, que bueno que ambas son correspondidas, Feliz día del cariño a ambas, un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  7. Me encanta, porque acabo de leer justo lo que yo estoy viviendo con mi mejor "amigo" mi gatito Oscar, es muy cariñoso, va conmigo a todas partes y también me da besos, incluso me espera sentadito al lado de la bañera hasta que yo termino y salgo, también tiene tres años aunque conmigo solo lleva 4 meses y las personas que me lo regalaron están sorprendidos de que me de tantos cariños.
    Te felicito por tener un amigo tan especial.

    Besitos.

    ResponderEliminar