miércoles, 26 de junio de 2013

JUEGO PELIGROSO


Cuando me tapó los ojos quedé atrapada en el más negro abismo. Me zarandeó una y mil veces con una fuerza que apenas podía sostenerme en pie. "¿Jugamos a la gallinita ciega? ¿Qué se te ha perdido?" Me preguntó sarcásticamente con una voz de ultratumba. No me atreví a contestar, mucho menos a preguntar quien era. Sus manos heladas y toscas, su risa cruel y sardónica, y su fuerza extrema sólo podían provenir de un ente maligno. "¡Vamos contesta! " Una aguja y un dedal!" gritó enojado. Trate de zafarme pero no pude, mientras más trataba, más resistencia ponía. No tuve más remedio que contestar "un dedal". Retiró sus manos frías de mis ojos y enardecido gritó,"pues da tres vueltas y lo encontraras". Lo obedecí y cuando abrí los ojos, estaba en mi habitación mirándome al espejo.

sábado, 22 de junio de 2013

VENGANZA





En la escuela y fuera de ella tenía fama de estúpido. Apenas sabía leer y escribir, y era muy malo en aritmética. Doña Eulalia, la profesora, jamás se preocupó por averiguar que me sucedía, el por qué no podía concentrarme. Si sólo se hubiera dado cuenta de que tenía hambre y sed. Hambre porqué no desayunaba antes de ir a la escuela, y sed, de cariño y afecto. Cuanto dolor me causó su indiferencia, exigencias y malas notas.  Acaso no sabía ella que "el mal comido no piensa". Ha transcurrido muchos años desde que salí de la escuela, pero no he podido olvidar la humillación.  Hoy iré a buscarla para demostrarle  delante de todos que ya sé leer y escribir, y que soy muy bueno en matemáticas. Si no me creen, peor para todos.

miércoles, 12 de junio de 2013

ERA TAN GUAPO...


Era tan guapo, tan inocente, despertaba tanta lástima tras haber perdido a sus padres en aquel pavoroso incendio, su trauma era tan grande, que a los que le adoptaron ni se les ocurrió prohibirle que jugara con cerillas. A sus padres tampoco se les había pasado por la cabeza.

Espido Freire, Cuentos malvados

miércoles, 5 de junio de 2013

TERROR EN DAKELIA

Después de once años de rehabilitación el soldado se atrevió a contar lo ocurrido cuando vigilaba una antigua prisión.
Este relato marcó un antes y un después en el mundo paranormal.