miércoles, 5 de junio de 2013

TERROR EN DAKELIA

Después de once años de rehabilitación el soldado se atrevió a contar lo ocurrido cuando vigilaba una antigua prisión.
Este relato marcó un antes y un después en el mundo paranormal.




12 comentarios:

  1. Es cierto que el miedo es un alucinógeno poderoso y puede llegar a hacernos ver cosas que solo están dentro de nosotros.En el caso de mi relato puedo asegurarte que así fue porque me ocurrió de verdad.Pero en este caso no sabría decirte.la mayoría de estos sucesos son inventados pero yo no descarto nada,son demasiados los casos que existen parecidos a este para que todos sean inventados...no sé.
    Lo que sí es cierto es que es un tipo de sucesos que me atraen mucho.Así que volveré por aquí...

    Saludos Marilyn.

    ResponderEliminar
  2. He tardado como cinco minutos en publicar el comentario por las dichosas palabritas...te sugiero (solo te sugiero) que te plantees el quitarlas,ya casi nadie las tiene y facilita mucho el tema de los comentarios...

    ResponderEliminar
  3. Marilyn:
    La mente es muy poderosa, puede ver y oír cualquier cosa...
    Y el miedo a la soledad no se lo recomiendo a nadie.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Que impotencia no poder defenderse...y mucho menos explicar lo que vió.

    Marilyn: muy pero que muy buena esta historia siempre cruzando los dedos porqué la verdad que tiene miga.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. ...verdad que has cambiado la entrada? o, son alucinaciones mías;)

    ResponderEliminar
  6. Si querida amiga hice unos cambios, para variar!


    un abraxo!

    ResponderEliminar
  7. Dudo si el relato es verdadero..pero no dudo que existan fantasmas, me consta...
    Buena historia...Bendiciones..

    ResponderEliminar
  8. Es para verlo de dia....siempre me ocurre lo mismo...
    Las escenas tienen una fuerza que da terror.

    Abrazos cara Marilyn.

    ResponderEliminar
  9. Por lo que he leído, la historia sucedió, pero no de la forma tan fantástica y terrorífica como la pintan en el video.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Un gusto estar aquí también, Marilyn. Un abrazo.

    ResponderEliminar