sábado, 19 de noviembre de 2011

ENSEñANDO AMOR

cuentos magicos Pictures, Images and Photos
El Peregrino de la blogosfera llega a casa de Marilyn Recio invitado en este viaje por todos los rincones amigos y le dejo un cuento que conté a unos niños y del que luego nació una poesía.

Era una tarde aburrida, con los niños inquietos y cansados ya de los juegos, nos disponíamos a ver una película y surgió una conversación tan trascendental para ellos como interesante para mí, se preguntaban por qué siempre en las películas de dibujos los enamorados acababan siendo felices y comiendo perdices, así que para entrar en debate con ellos y explicarles que el amor a veces duele se me ocurrió inventar un cuento de una historia que cuando yo era niño me contó mi abuela.

La guerra es lo más duro que puede suceder y hace mucho tiempo una chica enamorada vio partir a su novio hacia la batalla, se escribían muchas cartas, pero un día ella se enteró de que su batallón había sido vencido y casualidades de la vida, esa tarde era bombardeada su ciudad, dejándola destruida por completo.

Me contaba que los años siguieron su paso inexorable, que ella nunca supo más de su amado y lo creía muerto en combate y que siguió con su vida gracias a ese amor que siempre llevó en su corazón hasta el día de su muerte.

Él no había muerto, pero cuando regreso a la ciudad estaba todo en ruinas y al no encontrarla también dio por muerta a su amada y siguió con su vida gracias a ese amor que aún ardía en su corazón.

Eran tiempos difíciles y sus caminos se cruzaron varias veces, pero nunca se encontraron, así relataba mi abuela la historia hasta que haciendo una pausa pensativa me contaba, bueno hay algo que dicen que es cierto, murieron el mismo día y el azar quiso que les enterrasen el mismo día uno cerca del otro, sin conocer ninguno de los presentes su pasado amoroso.

Pero abuela, esta historia no es de amor es de casi de miedo, le decía con incierto entendimiento de lo que me contaba, así que ella con voz tenue siguió contándome lo que pasó.

Los niños estaban entusiasmados con el cuento que abría un debate sobre si el amor siempre acaba igual, siendo felices y comiendo perdices o había otras opciones más tristes, así que les prometí esa misma tarde hacer una poesía con la historia completa de esos dos enamorados.


http://www.goear.com/listen/820ee8c/cupido-no-esta-de-nuestro-lado-senovilla

Al escucharla juntos, el tiempo se paró para los tres, observando sus gestos había conseguido hacerles entender, él, el mayor decía, es que no tenían forma de encontrarse, seguro que no había teléfonos y no tenían internet, por eso aunque se encontraron no se podían dar cuenta, aseguraba que habían pasado muchos años, seguro que con el tiempo se habían ya olvidado y a lo mejor hasta se habían casado con otros, ella, la pequeña, soltaba unas lagrimas sinceras y aseveraba, no, nunca se olvidaron, ellos se querían como nosotros y eso no se olvida nunca, papá tiene razón cuando hierve el amor es para siempre hasta el cielo y más allá.

Aún hoy ponen la poesía en su ordenador y como se van haciendo cada vez más mayores, me vienen a dar un beso y me dicen, que bonitos cuentos te contaba tu abuela.

Y les dejo una pregunta como hago en cada visita ¿Les contaban a ustedes historias o cuentos maravillosos los abuelos? Va a ser que sí, pero si les apetece pueden enviar los suyos a esta amiga que tiene un rincón de cuentos maravillosos y seguro que se los publica para que todos compartamos ese saber legado por nuestros mayores.







24 comentarios:

  1. Gracias querida amiga por la acogida que me has dado en tu rincón, ha sido un placer pasar por aquí y disfrutar de tu compañía.

    Te dejo un abrazo con beso incluido.

    ResponderEliminar
  2. Desgraciadamente no, pero como ya soy abuela mi niño no se libra de cuentos ;) Me gusta el blog donde has parado hoy, felicidades a los dos y besos para compartir

    ResponderEliminar
  3. Una hermosa iniciativa. La guerra me separó de mi familia y los cuentos de mis padres no eran ba¡nada románticos. Por eso mis cuentos a los nietos tampoco son historias de amor.
    Pero confieso que eme encanta ver las pelis de Walt Disney, porque siempre acaban bien.
    Enhorabuena a los dos

    ResponderEliminar
  4. puedo ver los ojitos llenos de admiración de los nietos
    muy ameno relato
    saludos

    ResponderEliminar
  5. Muy bonito Marilyn, este tipo de huellas son las que nunca se borran.
    Por desgracia, nunca tuve a mis abuelos cerca, pero mi madre se encargó de ponerme al tanto de unos pocos, que yo también disfrutaba contándoselos a mi hija.
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Mi abuela Francisca tenía una paciencia que en una escala del uno al diez andaría por el menos cuatro pero también tenía una memoria de elefante y no me contaba cuentos sino que hacía aprenderme de memoria romances viejos:
    "grandes guerras se publican
    entre españa y portugal
    y nombran al conde flores
    por capitán general..."este era mi favorito, la historia de un conde que parte a la guerra recien casado y allí se hace rico y se olvida de su esposa pero ella le busca infatigable

    "anduvo siete reinados
    morería y cristiandad"

    y finalmente da con él cuando estaba a punto de casarse con otra que claro, se lo toma mal

    "malhaya la romerica
    quien la trajo por acá
    que no la maldiga nadie
    que es mi mujer natural
    con ella vuelvo a mi tierra
    adiós, señores, quedad
    quédese la blanca novia
    vestidica y sin casar
    que los amores primeros
    son muy malos de olvidar"

    Jo, abuelita, ese conde ,tenía más morro, decía yo... y ella se partía de risa y empezaba con el siguiente

    "galancina, galancina
    hija de un conde galán"


    Los recuerdo todos aún, los recuerdo y los amo. Un abuelo cuentacuentos debería estar incluido entre los derechos fundamentals del niño.

    Un beso, Marilyn

    ResponderEliminar
  7. Gracias al peregrino por permanecer un rato en mi casa y llenarla de magia e inspiración. Los cuentos y los relatos son una herramienta importante e integradora para la familia y los amigos ya que llevan información encubierta al inconsciente. "El cuento o el relato es una mitad, la otra mitad, la interpretación está en nuestra alma, al unirse esas partes se experiemnta felicidad y satisfacción". Este cuento que nos presentas tiene profundos mensajes que bien vale la pena recordar. "el amor a veces duele", " la guerra es lo más duro que puede suceder", "cuando hierve el amor es para siempre, hasta el cielo y mas alla".
    Aprovecho la ocasión para reiterar tu ofrecimiento, cualquier anécdota o relato, de misterio , terror, risa, didáctico, etc. me lo pueden enviar y con gusto lo pongo en mi blog para el disfrute de todos los amigos.

    un fuerte y caluroso abrazo con afecto y agradecimiento. sawabona!

    ResponderEliminar
  8. ¿Cómo puede ser tan prolífico? !!Establecerá un récord en la blogósfera!!

    Lo particular es que aplica tu estilo de narración.

    Innovación es la palabra.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Bellísimo cuento y hermosa la poesía y tu recitado, Peregrino Senovilla!!!
    Has hecho que se me escapen lagrimitas...
    Entrañable historia de amor!!

    A mí no me contaban cuentos mis abuelos (ya no estaban con nosotros cuando yo era chica) Pero mi hermana mayor me leía todas las noches cuentos maravillosos que escuchaba fascinada y hacían volar mi imaginación de niña...

    Marilyn: Estoy totalmente de acuerdo con vos: Los cuentos y los relatos son una herramienta importante e integradora para la familia y los amigos.
    Te felicito por tu Blog, que me encantó!!!
    Por aquí me tendrás, leyendo tus cuentos!!

    Cariños a los dos!!!
    Lau.

    ResponderEliminar
  10. Mi abuela no me contó cuentos pero me hacía helado casero de vainilla, aún hoy mi preferido :) Mi madre me cantaba romances viejos, no se acordaba bien la letra y la cambiaba cada vez jejej

    Buscando en internet he encontrado una versión que no es la que conozco
    "Estando tres niñas / bordando corbatas
    con aguja de oro / y dedal de plata,
    pasó un caballero / pidiendo posada.
    -Si mi madre quiere / yo de buena gana.

    sigue aqui:
    http://www.funjdiaz.net/folklore/07ficha.cfm?id=168

    Como la historia era terrible le cambiaba el final para que el caballero se casara con la doncella en vez de matarla Jejej

    Una entrada para meditar y rebuscar en la memoria. Un blog mágico :)

    Un saludillo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Marilyn:

    Hay amores a los que el destino,
    el gran titeritero, les corta los hilos.

    Buena iniciativa la de invitar
    a participar con cuentos...

    Tamally maak

    ResponderEliminar
  12. Como voy con poco tiempo,no sé si ya he pasado por aquí a darte las gracias por leer y comentar mi blog, si no lo he hecho lo repito y si no lo he dicho, siento no haber venido antes.

    un beso

    ResponderEliminar
  13. Escribes genial, te sigo que me encanta tener variedad de temáticas siempre que estén bien hechas. Anímate a darme tu opinión. Besos.


    http://www.comounaprincesa.com/

    ResponderEliminar
  14. Hola Marylin!
    Te he visto por mi blog,así que aquí estoy.Tienes muy buenas historias.
    Solo me ha dado tiempo a leer las dos primeras,pero volveré!
    Ah!Creo que no te has hecho seguidora de mi blog... :´(
    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Ups!
    Ahora he vuelto y si que estás...no he dicho nada!

    ResponderEliminar
  16. Un cuento precioso!!!! lo que más pena se da es que incluso esta costumbre de contar cuentos, se está perdiendo. Creo que los niños de hoy ven demasiada tele.
    Mil besos Marilyn y enhorabuena al autor. el cuento es una maravilla.

    ResponderEliminar
  17. Yo no tuve abuelos que me contasen nada pues ya habían fallecido.. tampoco tengo hermanos y mis padres andaban muy ocupados .. de modo que .. yo desde que recuerdo .. me iba a la biblioteca y leia todo lo que podía y más..
    Me ha gustado mucho el cuento y me ha encantado la grabación... ( bonita voz ) .. gracias Senovilla .. te dejo un sonoro beso y una rosa ..

    Y a ti Marilyn gracias también por compartir con tod@s a tus geniales amigos .. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  18. La tradición de contar cuentos se ha perdido, lamentablemente, ¿quién no querría disfrutar de uno d estos, como el tuyo, antes de ir a dormir?
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
  19. Mis abuelas no tuvieron tiempo de contarme nada pero de lo que estoy segura es de que yo seré una de las que duermen a sus nietos contándoles historias como en tu cuento.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Hola Marylin!

    Muchas gracias por entrar en mi blog; gracias a eso hoy tengo el gusto de visitar el tuyo.

    Me encanta !leer, siempre he pensado que relatar para los más pequeños o solamente conseguir que les interese o presten atención, para que después tenga sus propios criterios.Es una labor muy hermosa.

    Te felicito por estos relatos, me quedo por aquí, para poder tener de vez en cuando el placer de poder leer tus relatos.

    Feliz día abrazos.

    ResponderEliminar
  21. Me recuerda cuando mi madre nos leía "Las mil un una noches". Contar y leer cuentos tiene una magia que dura para siempre.

    Saludos muchos, Marilyn.

    ResponderEliminar
  22. bello bello!! Marilyn, gracias por compartir tu creación
    abrazos

    esta vida acelerada y exitista nos quita una de las mejores conexiones con los niños en casa, el de contarles un cuento antes de dormir

    ResponderEliminar
  23. Nos se debería perder este bonito habito de contar cuentos, mis hijas aún recuerdan los que yo les contaba de pequeñas cuando me sentaba en el suelo en medio de sus camas y ellas me ponían los personajes y el tema mientras yo iba ideando la narración espontanea, llegándole a gustar más, que los clásicos, y no es que fuesen mejores, sino solo por ser novedoso y frescos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Muy bello,todo lo que expresas en tu pagina, me encanta leer; por q leer para mi es viajar a otro mundo aun q sea en mi mente. besos papa Dios los bendiga!

    ResponderEliminar