miércoles, 16 de noviembre de 2011

EL LIBRO



La noche era negrísima.  El viento soplaba en torno de la casa de modo tan terrible, que apenas pudo escuchar  al hombre que insistentemente tocaba la puerta.  Miró por la mirilla y se encontró con el rostro de Monsieur La Fontaine a quien esperaba.

-Buenas noches- pasa adelante, dijo amablemente.
-Gracias Gustave-, respondió, entregándole una bolsa de terciopelo verde.
Abrió la bolsa ansiosamente y extrajo un libro finamente encuadernado en piel color marrón claro y revisándo minuciosamente ambas caras asintió con la cabeza en señal de aprobación.
-Ya te había comentado que Monsieur Beauchamp era el mejor curtidor de Francia, y sobre todo, muy discreto- comentó en voz baja, Monseur La Fontaine temiendo que otras personas pudieran oirle.
-¡Excelente! ha quedado mejor de lo esperado. ¡Gracias!  No sabes lo que esto significa para mi, suspiró Gustave, mientras acariciaba la extraña piel de la portada.
- Cuentas con mi absoluta discreción, cualquier otro libro que desees encuadernar solo tienes que avisarme con tiempo, dijó, Monsieur La Fontaine despidiéndose.

Gustave acompañó al encuadernador  a la puerta y sin siquiera sentarse abrió el libro.  Sin pestañear, con la vista fija en el prólogo leyo lo que con sangre estaba escrito:  "Las tapas de éste libro pertenecen a Jacques Ambossi".  Q.E.P.D.

13 comentarios:

  1. Tus relatos son negros, tu blog es un rincón de suspenso donde reina lo trágico y lo demoníaco, lo injusto y lo tétrico, pesadillas horrendas y situaciones desagradables.

    Bien explicas cuando dices que te encanta sentir miedo. Y logras tu objetivo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Espero que el lomo no tenga acné.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Dios mío, que cuento!
    Tu imaginación es SUBLIME!
    Chapó!

    ResponderEliminar
  4. Querida amiga necesito tu correo para el paso del peregrino, en mi blog tienes el mío.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. UUFF!!!
    Cuando leo, a medida que lo hago voy imaginando los finales, pero este final ni se me cruzo por la mente.
    Buen relato.
    Besitos de Arte.

    ResponderEliminar
  6. Mis saludos, Marilyn:
    A veces los autores nos sorprenden con sus obras y, yo, juro que es sido totalmente sorprendido por este inesperado final. Ciertamente, muy bueno.
    Abrazos tiernos, estimada colega

    ResponderEliminar
  7. Francamente soberbio. Te aplaudo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Parece novela negra, un final inesperado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Yo quiero un libro de esos
    ¿lo venden de a cien?
    No. Seguro que no...

    Nuevo formato que lindo
    tiene aire a misterio

    Tamally maak

    ResponderEliminar
  10. Ciertamente estamos en presencia de un incunable.

    Prometemos guardar el secreto.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. El donante de la encuadernación estaría enterado de que sería inmortalizado en una bella obra de arte??? ... Sobrecogedor relato .. plas plas ..

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar