jueves, 28 de octubre de 2010

UN PAIS ORIGINAL

Mientras algunos paises exportan petroleo, gas, turismo, tecnología, armas, medicinas, productos agrícolas y otros bienes, un país de apenas 2 millones de habitantes, enclavado entre China e India exporta FELICIDAD.

Bután, desde 1972 decidió no utilizar el Producto Interno Bruto (PIB) como índice de progreso, sino la Felicidad Interna Bruta (FIB), que sintoniza con sus profundas raices y tradición budista. El (FIB) propone medir la riqueza de las naciones por el bienestar real de sus ciudadanos, por la alegría de vivir, por las sonrisas y no por el dinero como el Producto Interno Bruto. Su Primer Ministro, Jigme Thinley, promotor de la Felicidad Interna Bruta expone en diversos foros internacionales que "la principal responsabilidad de un gobierno es ayudar a la gente a ser plenamente feliz y no solo a atender a sus necesidades materiales sino también espirituales. Somos víctimas del consumo, las corporaciones han decidido que el éxito social consiste en tener automóviles, más televisores, más vestidos, más armamentos letales. Por desgracia, hoy parece que damos más importancia a la producción de microondas o dinamita que al arte, la educación, la ternura, o al equilibrio de la vida".


Bután presume de ser uno de los paises más felices. El ser felíz es un derecho constitucional, "El Estado se esforzará en proveer las condiciones que permitan la conservación de la Felicidad Interna Bruta". Nueve factores miden el (FIB): el bienestar psicológico (el optimismo y la autoestima), salud, cantidad de tiempo libre para el ocio, vitalidad comunitaria, educación, cultura, medio ambiente, implicación en asuntos de la vida política y el nivel de vida. Segun encuestas realizadas el 52% de los ciudadanos declaran ser felices, 45% muy felíz, y sólo un 3% no lo es. La tasa de alfabetización 59%, la esperanza de vida 62% y en el ranking del Producto Interno Bruto (PIB) ocupa el puesto 156.


El Primer Ministro de Bután, Jigme Thinley quien participo en el Primer Congreso Internacional de la Felicidad organizado por el Instituto Coca-Cola de la Felicidad el 20 de Octubre del 2010 en España, declaró que su país estará en condiciones de certificar ante las Naciones Unidas el logro de los objetivos del Milenio en 2012. Que su meta es no sólo lograr el crecimiento económico y material si no promover el bienestar humano en un entorno social de equidad.


Los presidentes de paises "ricos" han estado muy pendientes a las declaraciones de Thinley, ya que en encuestas realizadas en sus respectivos paises éstas indican que la mayoría de sus ciudadanos no son felices y que tal vez sea necesario una alternativa que incluya el desarrollo sostenible y el bienestar de la gente.

"Lo maravilloso de la felicidad es que, igual que el dinero, si no circula no sirve de nada"
Jigme Thinley










No hay comentarios:

Publicar un comentario