lunes, 28 de junio de 2010

UNA OBRA DE ARTE SIN ARTISTA




Te imaginas contemplar una extraordinaria obra de arte y que al preguntar quien fue capaz de crear tanta belleza, te contesten "no, se creó sola, sin artista". ¿Te extrañaría verdad? Pero no nos asombremos, ese es el lenguaje subliminal que andan pregonando por ahí.

Llevamos ya un buen tiempo sacando a Dios de las escuelas, del gobierno, de los medios de comunicación, de las universidades, de la política, en fin de muchos lugares a los que concurrimos y que forman parte de nuestra vida en sociedad. Esto obedece a que una parte de la sociedad es atea y cuestiona la existencia de Dios.

Los ateos estan creciendo y con fuerza. En Londres, Barcelona, Madrid y Washington se estan librando batallas religiosas en los autobuses. Uno que otro autobus exhibe frases como "Probablemente Dios no existe deja de preocuparte y disfruta la vida. Como respuesta otros autobuses destacan ésta publicidad "Dios si existe, disfruta de la vida en Cristo".

El ateísmo ha inrrumpido en las librerías con publicaciones como "El Espejismo de Dios" de Dawkins y "Dios No es Bueno" de Christopher Hitchens, ambos cuestionan la existencia de Dios y sus ventas han sido millonarias. En Italia, se debate si el crucifijo ha de estar en los salones de clase.

Otro sitio donde a Dios se le ha echado fuera es del Mundial del Futbol. Bajo el argumento de que "cualquier manifestación religiosa debe de quedar fuera del futbol para no incita a la violencia" el presidente de la Fifa, Joseph Blatter deja prohibido cualquier manifestación religiosa de parte de los jugadores. Tampoco los futbolistas podrán orar en grupo, darle gracias a Dios como tampoco tener mensajes escritos en sus camisetas. El uso de camisetas o manifestaciones religiosas serán amonestadas con tarjeta amarilla por festejo desmedido.

Creo que cada cual tiene derecho a expresarse , siempre y cuando respete el punto de vista del otro. Hay que respetar la libertad de expresión de los ateos, y también la libertad de expresión de los creyentes.

En el caso de la Fifa lo considero inadmisible por que atenta contra la libertad religiosa y de expresión consagrados en las constituciones políticas de los cinco continentes. En el caso de los autobuses la publicidad acusa a los creyentes de ser depresivos o infelices.

Ahora que el ateísmo está tomando fuerza, nosotros los creyentes tenemos la oportunidad de dejar atrás la ignorancia que tenemos sobre los fundamentos de nuestra religión, de aprender más sobre nuestra doctrina religiosa y arriesgarnos a poner en práctica sus enseñanzas. Mostremos el rostro de Dios no lo ocultemos.

Hacía mucho no escuchaba la canción "Como no creer en Dios", y la verdad es que después de escucharla, con mas fé creo en el artista que creó la extraordinaria obra de arte que es la vida.




http://www.elpais.com/articulo/sociedad/ateos

No hay comentarios:

Publicar un comentario