miércoles, 30 de enero de 2013

DUERMETE NIñO, DUERMETE YA......


Me incorporé de la cama abruptamente. El sonido ininterrumpido y la barra de luz infrarroja en la pantalla indicaba que algo andaba mal. ¿Sería las baterías? Me acerqué al monitor, pero una sombra intermitente me impedía ver a Tirso quien había de estar dormido en su habitación. ¡Qué raro! El transmisor y la cámara estaban cerca de la cuna, y el receptor y la pantalla en mi habitación, lo que se supone me permitía escuchar y monitorear al niño. ¿Qué estaría pasando?  Corrí hacia la habitación, y encontré a Tirso dormidito en la cuna,  pero del lado opuesto a lo acostumbrado. Miré hacía la izquierda y la mecedora se hamacaba, como si alguien recién se hubiera levantado de ella.

9 comentarios:

  1. Muy bueno el suspenso Marilyn y el enigma final... ¿quién se sentó en la mecedora, ya se habría ido o todavía se estaría hamacando?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Uuuy que miedo, allí sigue meciéndose!!!
    Besos de anís.

    ResponderEliminar
  3. Buenoooooo, no sé si me vaya a dormir !!!

    ResponderEliminar
  4. Para salir corriendo ¡Qué miedo! Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. A Tirso ya no le asustan los espíritus ni las meigas,, analizando la situación y por la postura en la estaba, estoy por decir que si había un espíritu en esa mecedora era el de nuestro presidente intentando justifica a Tirso lo de los sobres y los pagos de bar cenas,, y claro el pobre niños ante tanto tostón, decidió darle la espalda y dormir plácidamente... Pero claro esto es solo mi opinión, no piensen soy psicoanista de sueños...
    Un abrazo.
    Elperroverde

    ResponderEliminar
  6. menos mal que lo leí de día.....

    excelente micro que nos deja en suspenso y cavilando...

    Abrazos Marilyn.

    ResponderEliminar
  7. Creo que quien visitó al niño no era con mala intención.
    De haber sido así, le habría despertado.
    Era alguien que quería cuidarle. Seguro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Es inquietante pensar quién estaría allí al lado de un niño.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar