miércoles, 22 de agosto de 2012

EL AMIGO IMAGINARIO

boy fishing Pictures, Images and Photos

Somos inseparables, imaginense, lo conocí cuando yo apenas tenía cuatro años de edad.  Se apareció un día sentadito en una de las sillas de la sala. ¡Pobrecito! Parecia tener frío. Vestía pantaloncitos cortos azul marino, y una camiseta blanca de rayas rojas. En las manos sostenía una vara de pescar. Se parecía a Ricardo, el niño pescador de uno de los libros de cuentos que me regalo mi madre. Desde ese día nuestros díalogos eran interminables, me contaba muchas cosas, entre ellas, que solía pescar sirenas en el fondo mar. Me prometió que algún día me enseñaría a pescarlas. En más de una ocasión mis padres nos escucharon conversar y en voz baja comentaban "Es su amigo imaginario cuando empiece a socializar con amigos en la escuela lo olvidará"  Que equivocados estaban, todavía hoy a mis veinte años Ricardo es mi único amigo. Lo he dejado todo por él y él por mi; me visita todos los días. Séntado en la silla vieja y desgastada de la sala  me cuenta muchas cosas, entre ellas que ya por fin estamos solos que llevó a mis padres y a mis amigos a pescar sirenas en el fondo del mar.

15 comentarios:

  1. Con amigos como ese, no se necesitan enemigos. Muy buen relato, Marilyn.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Inquietante, Marilyn, como todos tus relatos. Una sugerencia: si no hubieras puesta imaginario en el título quizás hubiera sido más sorprendente para el lector. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Qué ternura!!
    Los amigos de toda la vida!
    La fantasía hecha inocencia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Muy buen relato.
    Un besito Marilyn y buen día

    ResponderEliminar
  5. Me hizo acordar a mi amigo Mariano. Pero yo deje de verlo hace mucho. Mis padres tambien me entendian. ¡Hasta tenía una silla para el en la mesa y no podían cerrar la puerta hasta que el pasase!
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Marilyn:
    Tanto estar con su amigo imaginario, que un día quedaron solos ellos dos.
    Entonces, el joven, cerró -por fin y del todo- la puerta... de la realidad.
    Estremecedor ingreso a la locura.
    Es un excelente relato, muy bien escrito.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Muy buen relato, una fina linea separa cordura y locura :)

    ResponderEliminar
  8. Buen relato. Le queda a uno optar por locura o imaginación. Me gusto mucho

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Malos son los extremos, siempre dejan un mal final.

    Besos linda, como siempre muy buen tema

    ResponderEliminar
  10. Yo también quiero un amigo imaginario así como el tuyo para aprender a pescar sirenas. :)
    Saludos
    David

    ResponderEliminar
  11. hola Marilyn,
    una historia muy bonita entre amigos!


    un abrazo^^

    ResponderEliminar
  12. si muchas personas quisiera tener un amigo k lo a conpañe todo el tienpo a donde baya ose un amigo imaginario es quien lo a conpaña todo el tienpo

    ResponderEliminar
  13. un amigo puede ser mas amigo k un padre por k algunas beses los padres lo tratan mal pero los padre son los mejores amigos para mi

    ResponderEliminar