sábado, 28 de julio de 2012

LA SOMBRA

Clown Pictures, Images and Photos

¿Te acuerdas que te conté que mientras Tito y yo jugabamos a "¿Veo, Veo, Qué veo? vi una sombra detrás de él? Bueno, como imaginarás la cosa no quedó ahi.  ¡Fue espeluznante! La sombra poco a poco fue cubriendo primero su cara, luego todo su cuerpo envolviendólo en una masa blanquesina que desfiguraba sus faccíones convirtiéndolo en un horroroso payaso. Preso de terror abrí y cerré los ojos para asegurarme de que lo que estaba viendo era real. Cuando volví a  mirar,  el payaso  tenía los ojos brotados y sonreía socarronamente enseñando sus dientes desgastados y amarillos. A medida que los truenos y relampagos azotaban la noche y la luz se hacía intermitente, más macabra y siniestra era su risa. Según mi amigo, todo esto fue una alucinación producto de mi imaginación, debido al terror que tengo a los payasos. Pero, siempre me ha quedado  la duda porque cuando niño conocí a un payaso llamado Totti que murió electrocutado debido a una tormenta eléctrica al salir del circo. Su rostro aun lo recuerdo claramente.

12 comentarios:

  1. Ayer hubo tormenta por aquí. Una de esas de truenos y relámpagos propias del verano. Me gusta verlas, sobre todo por la noche,pero no se me ocurre ya jugar al "veo, veo..."

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. No me gustan los payasos ni me han gustado nunca y menos de noche.
    Un beso y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  3. Pues te diré Mrilyn que eso de tener miedo -o fobia- a los payasos es más común de lo que pudieramos pensar... yo conozco a varias personas que no les gustan los payasos, y hasta que les producen una total aversión.

    Mil besitos gordotes

    ResponderEliminar
  4. Bueno las fobias se extienden a muchas cosas.Pero por lo que parece es un trauma que tiene en los días de truenos y esta vez se le casi materializó...A veces la mente nos la juega...muy interesante este relato.

    Un abrazo Marilyn!

    ResponderEliminar
  5. No se, Marilyn, sera cuestión de persepciones, a mi lo payasos, no me dan miedo, los asociso con risas, con circo, son alegrias, y los relampagos y truenos, con lluvia y nostalgia, sea tal vez porque siempre he eludido ver peliculas de miedo. Un fuerte abrazo yun genial fin de semana

    ResponderEliminar
  6. Marilyn:
    Sin dudas este relato es una pesadilla del relator. Y de las bravas.
    Cuando era muy chico, pero chico de veras, me llevaron a ver un circo itinerante.
    Recuerdo vagamente cuando armaron la jaula para el acto con las fieras.
    También, me quedó muy presente la actuación de los payasos, donde un enano lloraba a los gritos, porque tenía algo metido en el ojo. Contra su voluntad, lo agarraron y le sacaron una rama de allí, mientras lloraba y gritaba como un marrano.
    Todo ese espectáculo me asustó hasta llorar, lo recuerdo bien.
    Años después, en cambio, adoraba ver en TV "El gran circo", un programa que presentaba Don Ameche; en especial, no me perdía nunca el número de los payasos.
    Cambia, todo cambia, dice la canción y es cierto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno, quedo a la espectativa de que mas ves

    ResponderEliminar
  8. Ya decía yo que tenía que haber una continuación. Ese miedo a los payasos, es curioso. Se supone que te hacen reír ¿no?. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Creo que vi una vez una película de un muñeco payaso que estaba en una silla dentro de una habitación y cada vez que se lo mira esta quieto pero ha cambiado de posición y yo no recuerdo tener miedo a los payasos, pero producen cierto resquemor.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Los payasos y los muñecos de porcelana de las pelis nunca traen nada bueno. A mí me dan yuyu.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. hay veces que el payaso es un monstruo,
    otras que éste último solo hace reir
    saludos

    ResponderEliminar
  12. hola Marilyn,
    una historia que no le hace bien a los payasos..
    qué pena..


    un abrazo^^

    ResponderEliminar