Social Icons

miércoles, 11 de julio de 2012

LA CADENA DE ORO

Bracelet 2 Pictures, Images and Photos

Algunas personas por ingenuidad recogen  dinero u objetos valiosos que se encuentran en la calle. otras  sin embargo dicen que no es bueno, ya que mediante la brujería pueden estar cargados de energía negativa, que dirigida otra persona puede contagiarnos. Tambíen se han registrado casos en que personas fallecidas que tenían predileccíon por una joya u objeto persiguen al que está en posesión de de la misma. Veamos el caso de Gilberto.

Disimuladamente miró a ambos lados asegurándose de que nadie lo miraba. Se agachó y recogió del suelo, "¡Una cadena gruesa de eslabones en oro de 18kts!" Apresurándo el pasó, tan pronto llegó a la casa se la puso alrededor del cuello y mirándose al espejo exclamó.   ¡Que suerte! ¡Esto vale una fortuna! No era la primera vez que Gilberto se encontraba algo mientras caminaba, solo que esta vez no iría a la casa de empeños, se quedaría con la cadena de oro. Antes de irse a la cama volvió a mirarse en el espejo, estaba fascinado con el nuevo hallazgo. ¡Qué suerte! no se cansaba de repetir. Se fue a dormir feliz y contento cuando en algun momento durante el sueño sintió como una mano fría  le agarró el cuello queriéndole arrancar la cadena.  Instinctivamente se puso la mano sobre el cuello y tocó las manos humedas, arrugadas y repugnantes. Trató de incorporarse, y forcejar, pero era tanta la fuerza que lo estrangulaba que desistió. En medio del susto y el dolor escuchó una voz ronca y penetrante que gritó "Es mía Gilberto".  Gilberto no pudo soportar el terror y se desmayó.  Al día siguiente cuando abrió los ojos, no se acordaba de lo ocurrido, pero el cuello le ardía de dolor. Se tiró de la cama y mirándose el cuello amoratadoy con puntitos de sangre se acordó de aquella voz de ultratumba que le gritaba "¡Es mía Gilberto, es mía!". Cerró los ojos y juró jamás recoger nada de la calle por muy valioso que fuera.

13 comentarios:

  1. Anda que le salió caro el hallazgo, vaya susto!!!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Vaya susto, se me ocurrieron unas técnicas de TKD por si alguien te despierta ;), pero no, mejor es analizar, despues volver a analizar y al final seguir analizando cada situación que acontece.

    Besitos mil Marilyn Recio

    ResponderEliminar
  3. Querida Marilyn
    El relato está muy bueno.
    Yo no soy de creer esas cosas pero tampoco juzgo. He conocido gente que creía al ciento por ciento y así les sucedían cosas...
    La mente tiene un poder superior de lo que le damos, para lo bueno y para lo malo.

    Un abrazo
    Paz y Bien!

    ResponderEliminar
  4. Ufff!!! Alta tensión. Yo soy de los que encuentra, muy de vez en cuando algún céntimo y poco más. De momento nunca ha ardido mi bolsillo.

    besos

    ResponderEliminar
  5. Es lo que pasa cuando nos apropiamos de algo que no es nuestro, puede aparecer su legítimo dueño para reclamarlo, sea de este mundo o del otro. :)

    Hay gente muy sensitiva a esas energías de objetos, lugares... bueno quien sabe.

    Escalofriante, gracias Marilyn. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Ufff esto da grima.Bueno una para aprender y otra para que no se nos olvide.No coger nada que no sea tuyo...El que aprendió bien la lección fué el Gilberto.

    Ni creo ni dejo de creer...

    Un abrazo Marilyn.

    ResponderEliminar
  7. Escalofriante, unas manos frías en tu cuello despertandote a media noche, creo que el juramento fue lo mejor que pudo hacer en semejante situación.

    Excelente como todo lo que escribes

    Besos Marilyn

    ResponderEliminar
  8. No sabía eso de las energías negativas, pero a partir de ahora no cogeré nada que vea tirado en el suele+o..¡por si las moscas!

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Nunca había pensado que algo así pudiese suceder.
    A pastir de ahora me pensaré si quedarme algo que me encuentre.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Casi mejor haberlo llevado a la casa de empeños, no creo que esa mano misteriosa le hubiera quitado el dinero, pero el oro provoca codicia en mucha gente.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Marilyn:
    Has escrito un cuento muy interesante, sobre todo para contarlo alrededor de la hoguera, a la noche y en medio del descampado.
    Fue un mal día para el hombre de suerte.
    Quizás la habrían tirado, en lugar de perderla.
    Un saludo sin cadenas.

    ResponderEliminar
  12. hola Marilyn,
    estoy repasando todos los emailes que no he podido leer hasta ahora. Me encuentro con este escrito tuyo muy interesante y y asombroso. Yo no creo sinceramente en estas cosas, da la impresión que el dueno murió y su alma estuvies buscando el collar que perdió. Si fuese verdad, sería todavia muy excéptica. O tendría que decir: Ver para creer?


    un abrazo

    ResponderEliminar