sábado, 2 de noviembre de 2013

A LA MAR SIRENA



Salimos de casa tomados de la mano. En susurros, me dijo: Del mar profundo vengo; al ancho mar regreso. ¿Vienes conmigo? No sé nadar, grité aterrado. No importa, me consoló, basta con que te anude a mi cauda para remontarte. Desde entonces, conozco los secretos del viejo mar pirograbados en las dunas que forman las apacibles olas en el lecho marino.

Javier Perucho

10 comentarios:

  1. El secreto de una sirena, no todos tienen el privilegio

    Un beso linda

    ResponderEliminar
  2. Ay! Yo quisiera ser una sirena.
    Me gusto mucho tu micro.
    Otro abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola, este comentario es para avisarte que eres nuestro blog destacado y que estarás un mes en la portada de Punto Hispano a partir de este día.

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena por ser Blog Destacado en Punto Hispano, enorme abrazo

    ResponderEliminar
  5. Es necesario animarse, correr riesgos, vencer el miedo
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Marilyn, hoy tu relato me ha gustado especialmente.
    Adoro la fantasía!.
    Enhorabuena por el reconocimiento a tu buen hacer.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Una sirena que conoce las profundidades y propne nuevos mundos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. ¿Cómo negarse a una invitación semejante...? ¿Cómo?

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  9. Un amor que se ofrece así, es difícil de ser rechazado..
    Bendiciones Marilyn :)

    ResponderEliminar