Social Icons

miércoles, 25 de abril de 2012

SAYONARA



Se desmontó del Chevrolet Belair 57 negro con la frescura y el donaire juvenil de sus 14 años. A su paso dejaba a todos boquiabiertos e impregnados de un fuerte olor a lavanda que causó que mas de uno estornudara.  Su piel era tan blanca que contrastaba con unas clinejas negrísimas que le llegaban hasta más abajo de la cintura. El vestido color rosa ligeramente entallado en la cintura acentuaba su figura regordeta y unos zapatos negros de charol con medias cortas blancas le daban un toque de distincción.  -¿Quién será esta?- se preguntaron todos.

Al sonar el timbre intrigados y prestos al bochinche entraron al salón de clases dónde la profesora les presentó a la nueva alumna.  -Esta es Sayonara- dijo.  Iban a reirse, pero la mirada de la profesora los silenció oligándoles a una sonrisa cortés. Desde ese día presintieron que esta nueva alumna sería especial.  Y asi sucedió....en muy corto tiempo Sayonara se convirtió en la preferida de cada uno de los profesores. Sus notas eran sobresalientes sin siquiera dominar el idioma ingles; idioma indispensable por ser un colegio bilingue. Poco a poco los alumnos empezaron a resentirse y a modo de desquite unos la ignoraban y muchos otros se burlaban de ella. Le pasaban por el lado y le susurraban lo fea que era, lo gorda, que si sus clinejas, que si su exceso de perfume, que si era albina, que si sus lentes fondo de botella, en fin de todo le decían.

Un día, hastiada de los desplantes y las burlas, exclamó: !Pronto van a saber quien soy, se lo voy a decir a mi tio! Tomó sus libros y salió corriendo y se montó en el Chevrolet Belair negro placa 003 que la esperaba fuera del colegio.  Todos los que escucharon las amenzas de Sayonara se quedaron muy intrigados  murmurándo ¿Y quien rayos será el tio?

Como es natural uno de los alumnos, Roberto, fue con el cuento a sus padres preguntándoles quien podría ser una chica de nombre Sayonara, favorita de los profesores y que presumía tener un tio muy importante. Cuando los padres escucharon el relato y el nombre de Sayonara palidecieron. Cómo explicarle que si la chica le decia algo a su tio, sus familiares y los de todos los alumnos podrian ser torturados. El "tio" de Sayonara era nada más y nada menos que el Presidente, el dictador mas cruento del Caribe.

Al día siguiente los alumnos estaban como si nada hubiera ocurrido, los que el día anterior se habían burlado de Sayonara, al verla,  le pidieron disculpas. Le manifestaban que querian ser sus amigos, que podía formar parte del grupo, que si esto, que si lo otro, todos le juraron amistad y sonrisas. La estrategia de los padres de Roberto de llamar por telefono a cada uno de los padres de los alumnos de la clase y advertirles de que los chicos "tenian" que hacerse amigos de Sayonara o terminar presos y torturados había surtido efecto.  Cada padre escogió la forma de como explicarles a sus hijos la verdad sobre el terror que a diario vivían bajo la dictadura. Los mios me lo explicaron muy claro "matan a tu padre" si no te haces amiga de Sayonara.

11 comentarios:

  1. Vaya, lamentablemente ocurre con demasiada frecuencia, muchos alumnos son víctimas de agresión ya sea verbal, físico o psicológico y es muy lamentable, mas porque son niños en formación que deberían dedicaerse a lo suyo y no tener ese tipo de problemas.
    La forma en que los padres de Roberto actuaron es de apreciarse, por el buen resultado pero, no deberíamos mentir y sí explicar el respeto que debe existir hacia todo ser vivo.

    ResponderEliminar
  2. Tienes un premiecito en mi blog, me encantaría si lo aceptas y pasas a buscarlo.

    http://ameny-eleden.blogspot.mx/2012/04/premios-question-h.html

    Un beso Marilyn

    ResponderEliminar
  3. Cuánto miedo, imagínate!
    Besos, magnífico relato si no es real y si es que escalofriante.

    ResponderEliminar
  4. MUy buen relato. En las clases a vecs ocurren estas cosas, y algún alumno sin saber por qué es rechazado por el resto.

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Muy buen relato, Marilyn.
    La anécdota muestra, a través de la exageración, una situación que se vive a diario en los cursos escolares: se mide a los hijos con la vara de los logros de los padres. Es decir, si un niño proviene de un hogar rico será tratado con deferencia, no así el alumno que provenga de un hogar pobre. También, habrá preferencias a la hora de calificar a los primeros, en desmedro de los otros. Poco importa, por cierto, la capacidad propia de cada alumno.
    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  6. Un relato muy completo Marilyn, desde los desplantes y desaires juveniles al terror oculto de cualquier dictadura.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. se me ocurre que es una atrocidad, pero no lejos de suceder
    saludos

    ResponderEliminar
  8. Pobre Sayonara, no se da cuenta de que no se puede vivir eternamente comprando terror.
    Buen relato

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Hola Mailyn! Muy buena tu entrada y aprovecho la visita y comentario para decirte que te dejé algo en mi blog!!! Pasate por el!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. El miedo es libre, no me extraña que tanto los padres como los hijos temieran al dictador...haber si pronto se termina esta lacra.

    Un beso Marilyn

    ResponderEliminar
  11. Hola, vine a avisarte que después de Detrás de las sonrisas he decidido compartir mi nueva novela, Ella, ella y ella a través de mi blog:

    http://www.largocaminodelolvido.blogspot.com.ar/

    cuento con tus ojos...

    ResponderEliminar