jueves, 26 de agosto de 2010

SIGLO XXI: EXORCISMO ¿MITO O REALIDAD?

Exorcist Pictures, Images and Photos


Me encantan las películas de terror, principalmente las que tratan sobre el ritual del exorcismo. Hace muchos años ví la película "The Exorcist" y la verdad me impresionó muchísimo. Tanto así que deje de jugar a la ouija con mis amistades por temor a abrir una puerta dimensional hacia el mal como le sucedió a la protagonista de la película. He visto todas las películas sobre el tema pero ninguna ha sido tan real y bien realizada. Dentro de unos días se estrenará "El Ultimo Exorcismo" y con gran expectativa iré a verla. Se de antemano que tendré problemas en conseguir quien me acompañe pues entre mis amistades hay quienes cuestionan la existencia del Demonio, y por lo tanto no les interesa el tema. Otras, como a una de mis hijas, que se impresiona mucho y pasa días sin dormir.

Aquí los dejo con una entrevista que le hicieron a la máxima autoridad en el tema, el Sacerdote Gabrielle Amorth, exorcista del Vaticano, quien ha realizado más de 60,000 exorcismos.





Videos tu.tv

viernes, 20 de agosto de 2010

JOHN SMITH

Era un caluroso domingo, 14 de agosto, día de la Asunción de la Virgen María. Nos encontrábamos sentados en la glorieta del parque a la espera de las campanadas que nos avisarían cuando empezaría la misa. A la tercera campanada nos levantamos y cruzamos la calle donde se encontraba la iglesia San Felipe Apóstol. Como era día de precepto la iglesia estaba repleta de feligreses, pero afortunadamente encontramos asientos en la tercera fila, a mano izquierda cerca del pulpito. La iglesia estaba de fiesta y una mezcla de incienso, mirra y nardos impregnaba el ambiente. El retablo con la sagrada imagen de Cristo en la cruz exhibía frondosos arreglos florales de lirios y claveles blancos. El altar vestía dos manteles blancos de lino, uno que tapaba la mesa y el otro, largo, que colgaba de los 4 lados con encajes en la orillas, los clásicos cirios de cada lado de la mesa, el misal, el copon y el cáliz, todo cuidadosamente colocado. A mano derecha, la estatua de la Virgen María, coronada con rosas multicolor y ataviada con un manto celeste bordado en perlas y canutillos plateados,y a mano izquierda del altar se encontraba el ambon o pulpito de madera también adornado con rosas y claveles blancos. El canto de entrada, "Que alegría cuando me dijeron..." daba inicio a la solemne ceremonia que seria en esta ocasión ofrecida por un sacerdote de la capital. Llegado el momento del sermón, nos pusimos de pie en señal de reverencia ante la palabra de Dios, e hicimos la señal de la cruz. El sacerdote nos indica que podemos sentarnos para escuchar la palabra de Dios. De repente se escucha un galopar, un trotar que viene desde la entrada de la iglesia hasta el pulpito. Un hombre, andrajoso y despeinado trata de arrebatarle el micrófono al sacerdote.
-¡No!, escúchenme a mi, yo tengo la palabra de Dios", dice gritando.
El sacerdote,livido, blanco como un papel, lucha con el hombre hasta que vienen dos feligreses y se lo llevan. El padre trata de reponerse para continuar con la homilía. Tuve que hacer un esfuerzo por no reírme, y evite las miradas de otros feligreses que al igual que yo se encontraban inquietos ante lo sucedido. No pasaron ni diez minutos, cuando otra vez, se escucha el corre corre. El hombre regresa esta vez con más furia empujando al sacerdote y logra quitarle el micrófono. El párroco de la iglesia quien lo conoce,le dice en voz baja:
-John, cálmate, ven siéntate aquí a mi lado para que escuches lo que el sacerdote tiene que decir. Dame el microfono, si permaneces tranquilo sentado junto a mi, no te sacare de la iglesia, te lo prometo.-
Se escuchaba el cuchicheo de los feligreses, pues ya nadie podría escuchar el sermón con la serenidad y solemnidad que el caso ameritaba, creo que muchos estábamos nerviosos. Después que el sacerdote hubo terminado el sermón, vinieron dos hombres corpulentos y retiraron a John del lugar. La misa termino, y todos nos reíamos del incidente a la vez que un dejo de tristeza nos invadía por no saber del paradero de aquel pobre infeliz.

John Smith, como le llamaban, era norteamericano, había sido marino mercante, llego al pueblo hacia 15 anos. Sin familiares, ni amigos, y sin hablar el idioma, empezó a consumir drogas y enloqueció. Era un loco manso, maniaco depresivo, un día estaba lucido y otros días le gustaba insultar a la gente. Vivía y comía de la caridad, y se la pasaba mayormente sentado en el parque. En una oportunidad una amiga me lo presento, y estuve hablando un rato en ingles con el. Luego me entere que un influyente medico del pueblo estaba haciendo gestiones con la Embajada Americana en la capital, para que John regresara a los Estados Unidos.

Siempre me ha quedado la incógnita de saber que querría decir John Smith aquel día en la iglesia. Aquí los dejo con esta reflexión:

Los Locos dan festines
Y los cuerdos son invitados

Los locos viven inventando mundos
Y los cuerdos viven en mundos inventados

Los locos crean castillos
Y los cuerdos los habitan

Los locos son mitad cielo mitad tierra
Y los cuerdos son solo tierra

Los locos son personajes
Y los cuerdos actores

Los locos son poesía
Y los cuerdos redactan

Los locos son la pintura
Y los cuerdos solo pintan

Los locos viven en muchos mundos
Y los cuerdos solo viven en la tierra

Y los locos se sienten libres
Y los cuerdos......los encierran.


http://www.nuestraedad.com.mx/loslocosdanfestines.htm

lunes, 9 de agosto de 2010

A LA OCASION LA PINTAN CALVA

Ayer comentaba con mi hija sobre las oportunidades que a diario la vida nos ofrece. Constantemente tenemos ante nosotros ocasiones que por dejadez, pesimismo, o por no ver mas allá de nuestras narices, desaprovechamos. Siempre existe una razón para dejar pasar las oportunidades, y después nos quejamos de que tenemos mala suerte o de que nos arrebatan de las manos lo deseado. Dios nos da muchas oportunidades, pero estas no necesariamente estarán disponibles para siempre. Muchas veces la ocasión se presenta un sola vez y la dejamos ir y cuando queremos hacer algo al respecto ya es demasiado tarde. No podemos esperar que las cosas pasen tan solo por que así lo queremos. Si queremos algo, busquémoslo, no hay que temer al riesgo. La vida es una oportunidad cuando nos dice "no" y cuando nos dice "si", una ocasión para amar y ser amado, para conservar una amistad, para perdonar, para conseguir un trabajo, para ser feliz. El libre albedrío es nuestro, aquí, ahora, la oportunidad no espera. De ahí el antiguo adagio "a la Ocasión la pintan calva ", o "tomar la Ocasión por los pelos".



Los griegos y los romanos personificaban a la Diosa Ocasión como a una mujer hermosa, desnuda, con alas, como símbolo de la fugacidad con que pasan ante el hombre las buenas ocasiones u oportunidades. Parada en puntas de pie sobre una rueda y con un cuchillo en la mano, la Diosa tenía una cabeza con abundante cabellera, mientras que por detrás, era totalmente calva. De este modo se daba a entender que una vez que ha pasado la Ocasión es del todo imposible recuperarla, y que por lo tanto, no se debe dudar un instante cuando se presenta un oportunidad o coyuntura.




En los momentos actuales, para muchos, de crisis económica y en otras instancias de nuestras vidas vale la pena recordar que "a la ocasión la pintan calva" , que siempre hay oportunidades y debemos de aprovecharlas.



Link: http://www.hamyguito.com/

martes, 3 de agosto de 2010

"ACUERDATE DE MIS OJOS"

- Tengo miedo, mucho miedo........todo es oscuridad.
¡Dios mío! El doctor me declaró muerto y estoy vivo.
quiero moverme,
no puedo,
no puedo mover mis pies!
los dedos!
mis manos!
no puedo hablar!
me falta el aire!
¡Oh Dios!
escucho un ruido...
es un martillo
¿que clavan?
¿que hacen?
escucho llantos
sollozos
¿será Clarisse?
¡Oh Dios!-
La respiración del paciente se agitaba por momentos, pero debía continuar con la sesión. Había transcurrido dos semana desde que la policía había traído a Thiery Guignon a mi consultorio, nadie en el pueblo lo conocía. Apareció de la nada, andaba semi desnudo, vagaba de un lugar a otro con la mirada desorientada y vidriosa. Se expresaba con palabras sueltas de una sola sílaba y unos pocos gestos. Ahora, por lo menos, con la inducción hipnótica había podido sacar a la luz parte del horror a que fue sometido. Yo tenía sospechas de lo que pudo haberle pasado, pero la adaptación a su nueva vida dependía de que él recordara y me contara lo acontecido. Thiery, era un hombre tímido, corpulento, de tez oscura, facciones ordinarias, cabellos negros y rizados. Me manifestaba sentirse a gusto cuando venía a verme pues la gente del pueblo le rehuía como al diablo a la cruz. Dormía y comía en una celda en la estación de policía y sus únicas salidas eran venir a ver al "loquero" como me llamaban.
-¿Thiery, dígame que pasó después que escuchó los sollozos de Clarisse?- pregunté con firmeza.
- No sé, no sé- contestó angustiado
-Sí, recuerdas Thiery-
- Estaba oscuro, apenas podía respirar. Pasó mucho tiempo, creo que me dormí-
-¿Qué más?-
- Me llamaron..... Pierre, me llamó. Me miró intensamente ....decía algo en voz baja. Hizo unas señas y vinieron dos hombres y me dieron una golpiza. No!, No! por favor, les suplicaba, mientras más les rogaba, más me golpeaban. Luego me dieron a beber de una pócima, muy amarga, mientras Pierre me exhortaba, "¡acuérdate de mis ojos!"-
-¿Quien es Pierre?-
- Un cura malo-
-¿Dónde estabas?
- En un lugar de muchas cruces, pero amanecí en un batey. Trabajé por mucho tiempo en un ingenio cortando caña. Desde el amanecer hasta el anochecer sin descansar.
-¿Había más trabajadores ? Si, muchos, como ciento cincuenta.
-¿ Volviste a ver a Pierre?
-Todas las semanas, venía a quitarnos nuestros sueldos.
-¿Y Pierre donde está ahora?
-Pierre, murió y todos nos fugamos del batey
- ¿Y los otros trabajadores?
- No sé.
-Mis sospechas quedaron confirmadas, Thiery era un zombi.

Zombie Nights Pictures, Images and Photos