Social Icons

sábado, 2 de junio de 2012

PRESENTIMIENTO

magic eye Pictures, Images and PhotosDió un brinco en la cama; no podía dormir. La misma canción, otra vez, asfixciándolo como un fantasma. La escuchaba en lo más profundo de su mente desde hacía tres días; no podía trabajar, imposible dormir. Trató de ignorarla pero fue peor, ahí seguía, dale que te dale, el mismo sainete. Entonces trató de cantarla para armonizar con ella, ....

"Sin saber que existías, te deseaba, antes de conocerte, te  adivine.......Llegaste en el momento, en

que te esperaba, No hubo sorpresa alguna, cuando te halle..... El día en que cruzaste, por mi camino,

tuve el presentimiento, de algo fatal...... Esos ojos me dije, son mi destino, y esos brazos morenos,

son mi dogal.........la, la, la.............  El día en que te cruzaste en mi camino tuve el presentimiento

de algo fatal.........la, la, la.... El día en que te cruzaste en mi camino tuve el presentimiento de

 algo...fa.."

Tocaron la puerta. Se incorporó de la cama y caminó hacia la puerta, cuando miró por el ojo mágico de la puerta cayó fulminado. Los vecinos  que escucharon el disparo encontraron el cuerpo de Asdrubal tendido en la puerta de su hogar con un impacto de bala en uno de sus ojos. Debido a la gravedad de la lesión, lo trasladaron hasta el hospital más cercano donde finalmente falleció.

Personal de la Quinta Comisaría despliega un vasto operativo para dar con la autora del disparo, quien fue vista huir en un vehículo en marcha. La policía no descarta que se trate de un asesinato por encargo o venganza.

21 comentarios:

  1. ¡Impresionante! Ya he da miedo mirar por la mirilla de la puerta.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Muchas son las historia, que cuando miras por la mirilla te suelta un buen disparo que la diñas, por eso, siempre que lo hago en casa para saber quien llama, me lo tomo con cierta resignación, esperando que no ocurra lo peor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Bonita historia, pero vas a meter miedo a la peña y ahora nadie me abre la puerta....jajaja.
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
  4. Hay ue ver, como dice la cancion, "cada vez son mas tristes las historias de amor".

    Menos mal que no tengo mirilla, un intercomunicador me conecta con la persona que llama a la puerta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Buena historia macabra que te has montado. Me has dejado para hacer como en el cuento de caperucita: "asoma la patita". Jajjaja

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Adentrándonos en el concurso de tu relato. Tomaría en cuenta el dato que nos aporta Nerim del nudo de la canción "cada vez son mas tristes las historias de amor" y con ello descartaría la idea de un crimen por venganza o encargo para dejarlo en un cuadro pasional. Anoticiaria de esto a la Quinta y les diría que busquen información de alguna infracción de transito ocurrida frente a ese domicilio y a la hora de los hechos para resolver el caso tipo CSI Miami. Claro que todo esto no devolvería el calor al cuerpo del pobre Asdrubal Tendido en la morgue y a quien le pondrán como epitafio "La vio venir" por referencia a la bala que entró por su ojo al ponerlo en la mirilla. Ja...
    No se porqué lo que tu escribes me hace divagar tanto. Será que por nuestra linda amistad aquí me siento como en casa.

    Un beso y Hakuna Matata

    ResponderEliminar
  7. Que final mas chungo poverello.Con la matraquilla que tenía con la canción y ahora nunca mejor dicho. Que dónde puso el ojo le entro la vala...Ironías de la vida.

    -Marilyn espero siempre como agua de mayo tus relatos.De verdad, eres increible!.

    Un abrazo feliz finde.

    ResponderEliminar
  8. Por eso yo no tengo mirilla, es peligrosa. Esa imagen es de alguna peli, no recuerdo cuál. Muy bueno tu relato, de una noche nostálgica a un thriller inesperado. Besos, Mrilyn.

    ResponderEliminar
  9. Jajaja, te encanta dejarnos con "el corazón en un hilo" esplédido.
    Que pases un feliz fin de semana, un beso de anís.

    ResponderEliminar
  10. Me dejas "patidifusa" cada vez que te leo.
    Haber si la próxima vez, te cantas una "Jota" jajaja.

    Un beso Marilyn

    ResponderEliminar
  11. Marilyn:
    Sin dudas, era un perfecto terco.
    Lo atormentaba la presunción de algo fatal, a tal presunción la hizo suya, la repitió hasta memorizarla y hacerla canción. Todo para nada, fue como imantado hacia la mirilla fatal.
    En verdad, está muy bueno tu relato.
    Además, aplica a cuestiones menos vitales: vivimos haciendo caso omiso a nuestras presentimientos...
    Esto sí que es predecible: va mi cordial saludo.

    ResponderEliminar
  12. Parecía la canción un aviso de algo a lo que no prestó atención.

    Alguna vez vi en una película algo parecido y cada que debo ver por la mirilla me da cierta cosita el hacerlo, va pasando el tiempo y la sensación va desapareciendo, ahora me ha vuelto nuevamente.

    Un relato por demás aterrador Marilyn, no por ello deja de ser excelente.

    Besos niña

    ResponderEliminar
  13. ufffff, me asusté, lo he leído como un cuento de terror, breve e intenso

    besos,

    ResponderEliminar
  14. Todo amor tiene su precio, nosotros decidimos si lo pagamos o no, aunque en ocasiones como esta nos quedamos sin efectivo,jejeje

    Un abrazo Marilyn

    ResponderEliminar
  15. Oh dios!!! Creo que ahora no podre asomarme por el hojal jaja :)









    RaaWwwWwWR!!!

    ResponderEliminar
  16. acá estoy ,realmente es un placer tus letras,me tendras seguido ,un beso

    ResponderEliminar
  17. El presentimiento no le sirvió para escapar a su destino...
    Estaba escrito.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Un cuento breve pero aterrador, vi una película de algo parecido y es impresionante, cuanta imaginación tienes Marilyn.

    Me he agregado a tu blog y estaré a darme vueltas, muy lindo tu espacio

    Besitos mil

    ResponderEliminar
  19. Al menos se le quitó la dichosa cancioncita de la cabeza... Hay que ser positivo.. :). Nunca he usado la mirilla, pero a partir de ahora lo haré aun menos... Gran relato Marilyn, me ha gustado. un beso.

    ResponderEliminar
  20. Debía haber hecho caso a la letra y tomar muchísimas precauciones. Aunque si te ha llegado la hora...

    ResponderEliminar