martes, 13 de julio de 2010

OPERACION ESPUMA

La noche se había confabulado con nosotros, estaba preciosa, llena de estrellas. La luna, complice también, parecía un queso amarillo colgando del cielo. Todo estaba listo. Cada uno haría su parte, eramos cuatro, Rafael, Charlie, Lupe y yo. Habíamos ensayado hasta la saciedad los pormenores de lo que denominamos "Operacion Espuma". Rafael conduciría el automovil por una de las callecitas que desemboca en la Plaza Central y Charlie se desmontaría a perpetuar la arriesgada hazaña. Lupe,experta en estos menesteres, compraría el componente espumante mas fuerte que hubiera en el mercado. Yo, en cambio, me encargaría de la vigilancia y seguridad de la operación. Eramos felices, nuestros roles nos definian, vehementes, aventureros, revolucionarios, e impulsivos. De vez en cuando Rafael, quien además era perfeccionista, sentía nervios por que el carro que habíamos conseguido para realizar la operación no estaba en perfecto estado de funcionamiento. Temía que si por azar del destino el carro no arrancaba en el momento preciso podría echarse todo a perder. Charlie,sin embargo, siempre locuaz y optimista lo convenció de que su miedo era infundado que todo saldría conforme lo planeado. Lupe, se había pasado meses probando lo comprado para asegurarse de que era igual al que había usado en la exitosa operación que se realizó en la plaza principal de su ciudad natal, Paris, hace cinco años. De mi parte, el entusiasmo era tal que me había apersonado al lugar del hecho unas cuantas horas antes para asegurarme que no hubiera moros en la costa a la hora de la ejecucion del plan. Me encantaba el rol de detective y estaba preparado para sustituir a Charlie si a éste algo le pasara. Desde mi escondite, detras del basurero que esta cerca de la fuente, pude darme cuenta de que la unidad policial hacía su recorrido habitual, cada 60 minutos. Conducían por las calles lentamente y se detenían justo delante de la fuente, uno que otro agente salía a fumar y a conversar. Esa noche, note, sin embargo, que los agentes conducían un vehículo de color verde, pero nada significativo, hicieron su rutina habitual. No puedo negar que me sentia ansioso, en cualquier momento llegaría Rafael. Un cambio de luz era la señal acordada. Sentí unos pasos, un hombre se acercaba, no podía ser Charlie. Me agite,era un transeunte, respiré profundamente. Los minutos de espera fueron eternos, me entretuve pensando en las consecuencias de la operación. Se armaría un alboroto, los periódicos locales no cesarían de hablar de lo acontecido y la policía jamas podría explicar su incumplimento en el cuidado del ornato público. Por fin, ví el cambio de luz. Me subió la adrenalina y mi corazón a empezó a palpitar fuertemente, era Charlie. De inmediato, tal y como habíamos acordado agité el foco en forma circular indicándole que tenía luz verde para actuar. Desde mi escondite alcancé a ver a Lupe y Rafael asomando impacientemente sus cabezas detras del poste de luz que iluminaba la fuente. Todos estabamos en lugares estratégicos para no perdernos la explosión. La hora cero, las doce de la media noche. Por un momento, sentí miedo, en apenas cinco minutos llegaría la unidad policial. Volví a agitar el foco. ¿Qué pasa Charlie?- murmuré-. Fue como telepatía, diciendo esto y Charlie vertía el detergente dentro de la fuente. Una efervescente explosión de espuma se esparció por toda la fuente, se elevaba y elevaba cada vez más. Aquello, era expectacular, en solo minutos, la espuma y las burbujas alcanzaban mas de veinte pies de altura. El agua de la fuente, enloquecida rugía en complicidad. La gente se fue aglomerando al escuchar la sirena de la unidad policial. Entre la confusión de espumas y burbujas se distinguían los flashes de las camaras. La policía atareada no sabía como manejar el caos, no había forma de parar aquello. En segundos, se aparecieron más unidades policiales. Rafael,Lupe, Charlie y yo, salimos de nuestro escondite y corrimos a unirnos a la algarabía. ¡La operación espuma había sido todo un éxito! Por mucho tiempo la policía estuvo buscando a los delincuentes que habian asaltado 3 fuentes en diversos pueblos del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario