sábado, 8 de diciembre de 2012

EL MILAGRO




Me desperté repentinamente a media noche con un raro escozor en la garganta, a penas podia tragar; tampoco ver con claridad, los párpados me pesaban. Me tiré de la cama y me miré al espejo. ¡UFF! !Horror! ¡Estaba hecha un monstruo! Los ojos, la nariz y los labios estaban rojos e hinchados, las manos también; estaba irreconocible.  No sé si era los nervios, o el mal que me aquejaba, pero sentí una opresión en el pecho. Aterrada, no sabía que tenía, ni que hacer. Pensé en un paro cardíaco;  me acordé de mi padre, quien recientemente había fallecido de un infarto, y oré; le pedí que me ayudara como tantas veces él lo había hecho.  En mi desesperación me acordé que encima de su mesita de noche aun guardaba una de las medicinas que había tomado antes de morir. Salí corriendo, y sin pensar si era conveniente o no, tomé el frasco y bebí dos sorbos del anti-espasmódico Al poco rato, el dolor en el pecho desapareció, y empece a respirar y a tragar con normalidad.  Aun así no pude conciliar el sueño, tenía mucho miedo.  En la mañana, mi hijo compró un anti-alérgico, y en un par de días mi rostro volvió a su normalidad.  Pudimos comprobar que tuve  una reacción alérgica a unos pancakes que estaban vencidos. A mis hijos, gracias a Dios no les pasó nada, pero pudimos haber fallecido al ingerir ese producto vencido como lo habían hecho otras familias en el país. Aprendi mi lección, después de ese susto; siempre busco la fecha de vencimiento de un producto.  Por otro lado, me llena de contento saber que mi padre me cuida aún después de su partida.

13 comentarios:

  1. Alérgica, yo sé lo que es eso querida Marilyn. Cuídate mucho.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Anda al médico y que te de un antialérgico para tener con vos siempre. ¡Cuidate!
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Ellos siempre están cerca de una u otra forma. Besicos.

    ResponderEliminar
  4. Que susto! no cabe duda que una reacción alérgica es horrible.Mal que nos pese los que nos han querido en vida despùés de su partida nos tienen en cuenta siempre que los necesitamos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hay que tener mucho cuidado con eso. Una reacción alérgica de ese tipo puede producir hasta la muerte. ¡Cuídate! Un beso

    ResponderEliminar
  6. Tampoco seamos muy estrictos con la fecha de caducidad de los productos, algunos tienen truco.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Es mejor no consumir nada caducado.. Ésta vez hubo suerte.. mejor no tentarla .. Aunque también puede ser una reacción alérgica a alguno de los componentes.. yo iría al médico y me haría pruebas

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Maravilloso relato simple y hermoso mil besos

    ResponderEliminar
  9. No sé si esta historia sea cierta, pero si no lo es, a mí me lo has hecho creer.
    Desde algún lugar hay alguien que siempre nos cuida, de eso estoy seguro.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
  10. Vaya, que susto. Menos mal que todo ha terminado bien. Un beso grande, Lou

    ResponderEliminar
  11. Me encantó la frase final... los seres queridos de algún modo nos protegen, aun desde otras dimensiones.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  12. Siempre nos cuidan.

    Felices Fiestas Marilyn!
    Paz, amor y sabiduría.
    Un abrazo.
    David

    ResponderEliminar