lunes, 11 de julio de 2011

CITA NOCTURNA

"Por las noches, mientras la ciudad duerme fuertemente custodiada por la luna y las estrellas, aprovecho que el enterrador no está y sigilosamente inrrumpo en el camposanto.   Ando en busca de Eulalia, sí, de Eulalia, la muchacha que me robó el corazón.  Todavía no logro olvidarme de ella, sus ojos verde mar, su larga cabellera negra, sus besos con sabor a miel."

Estas eran las palabras de un hombre que noche tras noche durante años entraba al cementerio porque tenía una cita con  una tal Eulalia, quien le había robado el corazón. La diferencia entre éste señor y otros asiduos visitantes al camposanto es que él llevaba consigo una daga para extraer el corazón de Eulalia ya que según él le pertenecía.

El turismo de cementerio o necroturismo se está convirtiendo en  una oferta turística cada día más popular a pesar del rechazo que puede causar visitar un lugar donde predomina la muerte.  El necroturismo permite un acercamiento distinto hacia la historia y cultura de un país. Ya en muchos paises se ofrecen visitas guiadas tanto de día como de noche.  Contemplar las tumbas históricas, de alto valor artístico gótico, renacentista e incluso vanguardista y conocer donde reposan los restos de los famosos es una actividad importante en la preservación de la memoria histórica de los paises.





6 comentarios:

  1. 2He sufrido tanto en vida que ya ni en la paz de los sepulcros creo" (Poeta español del que al momento no recuerdo el nombre)Menos ahora con el esta clase de turismo. "Yo paso" (Quiere decir no me anoto, en mi país)Un abracito

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco me anoto. Investigue el tema porque una alumna norteamericana me confeso que siempre visita los cementerios de los paises que visita. Me comento que el de Argentina es precioso. Ni por la mente se me ha ocurrido hacer ese tipo de turismo. Un abraXo de Oso

    ResponderEliminar
  3. Yo de noche buscando corazones, no me apunto, pero si he visitado 3 cementerios el genral que es el mas antiguo, me encanto su calle real, el Antigua Guatemala, que tiene muchas reliquias de su epoca, y por un azar entre al de Suchitepequez completamente contratente con tumbas sencillas, pintas de colores vivos, no fue una mala experiencia, no la haria de noche, y tras cada cripata familiar de las grandes familias de otras epocas te preguntas que secretros esconden, hay algunas que son un verdadera obra de arte. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. El unico camposanto que he conocido fuera de los de mi pais, es el del Peru, y fue por causas agena a mi voluntad. Luego conoci uno aqui en Florida pero fue como parte de un curso de liderazgo que nos llevaron a las 3am. Muchos companeros se resistieron a entrar por miedo, a mi no me dio miedo. Simplemente no se me habia ocurrido ver un cementerio como parte de una cultura. Para mi ha sido una novedad este tipo de turismo. Un abraXo

    ResponderEliminar
  5. Aquí también está en alza la visita de cementerios.
    A mí no acaba de gustarme demasiado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. A mi tampoco. Aunque he escuchado que en algunos paises los cementerios estan arrablizados y que venden el mismo nicho varias veces. Este tipo de turismo podria ser beneficioso pues asi los camposantos estarian cuidados. un abraxo

    ResponderEliminar