miércoles, 2 de marzo de 2011

"DESHOJAR LA MARGARITA"




¿Me quieres?
¡No me quieres!
¿Me quieres?
¡No me quieres!
!!!Me quieres!!!, exclamó la joven enardecida
al arrancar el útlimo pétalo a la margarita


Es prácticamente imposible trazar el orígen de esta costumbre pero sin duda la hemos practicado en algún momento de nuestra juventud para tratar de saber sí el enamorado(a) nos quiere o no. Una característica interesante de esta flor es que sus pétalos se desprenden facilmente, uno a uno, y no siempre el número de sus petalos son pares o impares, por lo que la respuesta a nuestra pregunta es siempre un enigma.

Unos dicen que deshojar margaritas es de orígen oriental y que la costumbre era que un enamorado(a) cogía un pétalo fresco de una margarita y lo introducía en su bolsillo durante 24 horas. Sí al cabo de las 24 horas el pétalo seguía fresco significaba que en asuntos de amor le iría muy bien. Sí en cambio, se marchitaba, debería buscar otro amor ya que las cosas no marcharian bien. Esta costumbre pasó a Europa y sobre todo a España y Portugal con la variante de que la margarita se deshojaba y a cada pétalo que se le arrancara se decia, "Me quiere", "No me quiere", hasta llegar al último pétalo.

Sin embargo, una leyenda celta cuenta que las margaritas eran en realidad los espíritus de todos los niños que habían muerto al nacer. De acuerdo al relato, Dios roció éstas flores por toda la tierra para brindarle alegría a todos los padres que perdían a sus hijos de esta manera. Se cree que por esta leyenda se considera a la margarita como símbolo de la pureza e inocencia.

Cual que sea el orígen de esta costumbre lo cierto es que ha resistido los embates del tiempo. Canciones, poesias, juegos y películas nos han deleitado en torno a las margaritas. De ahi, la frase célebre a "deshojar la margarita",queriendo decir salgamos de duda.

1 comentario: