domingo, 29 de junio de 2014

OFERTA



Vendo cuerpo sin alma,
corazón roto 
y la inteligencia agotada. 
Os lo dejo barato,
veo que hay mucha oferta en el mercado. 
David Luis (Gallego)

sábado, 21 de junio de 2014

S.O.S



Tal vez si hubiera preguntado dónde era el velatorio no habría acabado en aquella sala del tanatorio de Les Corts, besuqueado por desconocidas mientras los hombres se escapaban hacia la puerta para fumarse un pitillo. Sin saber cómo escapar de aquella situación, di el pésame a la viuda, una mujer hermosa, de unos cuarenta años, que me estrechó la mano con mucha entereza y sin una lágrima que pudiera estropearle el maquillaje. Después me acerqué al ataúd, ya tapado, y pude escuchar unos golpecitos tan leves que el murmullo los hacía imperceptibles.
Me volví hacia la viuda y odié haber aprendido morse en el ejército.
Jesús Esnaola Moraza

sábado, 14 de junio de 2014

TRANVIA

Por fin. La desconocida subía siempre en aquella parada. "Amplia sonrisa, caderas anchas... una madre excelente para mis hijos", pensó. La saludó; ella respondió y retomó su lectura: culta, moderna.

Él se puso de mal humor: era muy conservador. ¿Por qué respondía a su saludo? Ni siquiera lo conocía.

Dudó. Ella bajó.

Se sintió divorciado: "¿Y los niños, con quién van a quedarse?"

Andrea Bucconi

sábado, 7 de junio de 2014

UN HUMOR DE PERROS

Javier tenía un humor de perros. Después de desvelarse noche tras noche ensayando para lo que sería "la entrevista" en la empresa de sus sueños, el entrevistador le dijo "esta usted sobre calificado".