domingo, 23 de febrero de 2014

LA SIRENA




Al atardecer, iba a pescar con mi padre. Caminábamos hasta una zona de rocas, él arriba, y yo abajo. Me gustaba ver los círculos concéntricos en el agua y las sombras de los peces nadando.
Fue una noche de luna nueva; un pez volador emergió del mar agitando las alas, cientos de gotas se esparcieron por el aire, de ellas brotaron mariposas doradas que subieron hasta el cielo. Quise volar tras ellas.
Esa noche mi padre me llevó en brazos envuelta en una manta.
—Mirad, traigo una sirena —dijo.
Y fue verdad, nunca más supe caminar sobre la tierra.

Fortunata Perez de la Ossa

sábado, 15 de febrero de 2014

DIAS DE LLUVIA





La lluvia había sorprendido a Ana en multitud de ocasiones, pero nunca antes había visto caer del cielo a hombres, mujeres y niños. Así que, sorprendida por el fenómeno y temerosa de que alguien se le cayera encima y le abriera la cabeza, decidió encerrarse en casa.

Solo cuando la lluvia cesó, ella se atrevió a salir al jardín, donde se encontró con un hombre dormitando en el suelo. Ana, imaginando que debía estar hambriento, le invitó a merendar y, más tarde, también a cenar. Tiempo después, y ya convertidos en marido y mujer, Ana siempre explica que, un día, el amor le llovió del cielo.

de la red


sábado, 8 de febrero de 2014

ACEPTA CADA MOMENTO




A veces vamos caminando como entre la niebla y aunque sabemos a donde vamos, nuestros ojos no ven el camino. Hay momentos en los que solamente nos queda seguir caminando, sin resistencia, sin discutir, imitando a la vegetación que simplemente vive cada instante. En la aceptación encontramos el sentido y la paz.
«Acepta cada momento… Lo llamamos “cada momento”, pero siempre es el mismo momento, que tiene formas diferentes. Aceptar cada momento como si lo hubieras elegido, porque la totalidad del universo ha producido- la forma de este momento. No puede ser otra cosa, por que es; no se puede discutir con eles; no hay discusión posible. La naturaleza no tiene discusión con es: la flor, el animal… viven en esa alineación, aunque inconscientemente.»

Eckhart Tolle

CIERTA CONFUSION



-¿En qué terminará esto? -nos preguntamos todos-. ¿Hasta cuando soportaremos esta carga y este tormento? Los vecinos nos han invadido y no sabemos ya que hacer para repelerlos.¿Pero estamos preparados para acabar con todo esto, para semejante empresa?  Hay cierta confusión, y esa confusión será nuestra ruina.

Franz Kafka
adaptación

sábado, 1 de febrero de 2014

LIBRE



Nunca se supo como ocurrió, pero repentinamente y sin que mediara situación alguna que lo provocara, trozos de su espeso pelaje empezó a caer por doquier. Quedándose lampiño y sin cola, se incorporó dejando atrás su postura animal. La ferocidad de sus facciones toscas y las negras pezuñas se suavizaron tomando aspecto humano. Miró la luna llena que parecía un queso amarillo colgando del firmamento y corrió tras ella por la espesura de la inhóspita selva.