sábado, 31 de marzo de 2012

EL VIEJO ALEMAN

Jill Stuart Hand Mirror Pictures, Images and Photos

Se vio en el espejo y no reconoció el rostro que la miraba. Miró a su alrededor, la habitación también le era extraña, nada allí le era familiar. Ni los muebles, ni la alfombra, ni su cama, ni siquiera un gato negro que dormitaba en la repisa de la ventana. Solo oía el cuchicheo de algunas personas detras de la puerta: "el viejo aleman, esta con ella".  En un repentino acto de lucidez, volvió a mirarse en el espejo, esta vez se reconoció, y su corazón se estremeció.

miércoles, 28 de marzo de 2012

EL CUADRO

[noticia_8491_normal.jpg]

Cuando mis amigos me preguntaron por qué había quemado el cuadro tuve que responderles con otra pregunta:
¿Alguno de ustedes ha sentido alguna vez cómo que los ojos de un cuadro o una foto te sigue a dónde vas?

Exactamente eso fue lo que me ocurrió hace un par de meses cuando un domingo en la tarde entré en la galeria de arte y antiguedades, Soleil.  Entré por desidia, estaba aburrido y me dispuse a contemplar las obras de arte. Un cuadro en particular llamó mi atención, "El Niño Lloron", por Bruno Amadio.  Me detuve un largo rato ante este rostro tan hermoso.  A pesar de sus lágrimas había algo cautivante en su mirada; una mezcla de tristeza, súplica, y abandono.  Mientras avanzaba por el salón pude ver por el rabillo del ojo que me miraba, le devolví la mirada. Esos ojazos azules, intensos, me llamaban, me perseguían, no podia dejar de mirarlos. ¿Querrían decirme algo?  Nunca me había ocurrido algo semejante.  Dicen que cuando el artista pinta un cuadro plasma sentimiento, lo que siente en ese momento, o lo que quiere trasmitir.  Es cierto, no me pude resistir, lo compré.

Desde que lo colgué en mi habitación su mirada se tornó mas intensa. Durante el día sus ojos eran como cuchillos que se clavaban en mi alma. En las noches sentía el llanto de un niño y cuando encendía la luz y miraba el cuadro sus ojos llorosos replandecían.  En una ocasión, sentí una gota de agua caer sobre mi frente, supuse era una lágrima.  Aterrorizado, llamé a la galeria de arte y antiguedades dónde lo compré y me contaron que el cuadro tenía una leyenda. El "niño llorón" fue pintado en un orfanato  que luego se incendió, no pudiendose salvar el  espirtú del pobre niño quedó atrapado en el cuadro. El artista pintó una colección de 27 "Niños Llorones", siendo este el más cotizado. El pintor pretendía mostrar el horror de la guerra en las lágrimas de los niños desdichados y huérfanos.  En  los años 50 fueron muy populares, pero al final de los 70 se extendió como polvora rumores y testimonios de la mala suerte que atraían los cuadros.  Según el propietario de la galería tenía dos opciones, o quemar el cuadro o trasmutar el sentimiento de abandono y miedo del niño por sentimientos de amor y aceptación. 

domingo, 25 de marzo de 2012

EL NIñO ESTRELLA


A mediados del 1930 una antigua leyenda mejicana tomo vigencia cuando una joven norteamericana encontró un par de de esqueletos enterrados en una mina en las cercanías de Barranca de Cobres, Chihuahua.  Entre los pobladores se decia que hacía unos dos siglos unos seres oriundos de las estrellas embarazaron a mujeres de un pueblo lejano en Chihuahua, Méjico.  Las mujeres, despues que criaban a sus hijos, jamás volvian a verlos ya que los padres extraterrestres volvían por ellos.

La joven norteamericana desenterró los esqueletos y se los llevo a su tienda de campaña, pero esa misma noche una fuerte brisa azotó y se los llevó solo dejándo los craneos. Notó que uno de ellos, que parecia de niño, tenía una deformación.   Los guardo en su casa en El Paso, Texas como souvenirs, por muchos años hasta su muerte. Luego estos pasaron a manos de la familia Young, quienes asombrados por su peculiaridad, decidieron entregarlos a científicos para que los examinaran.

Expertos en química, neurociencia y craneofisiología sometieron el craneo del niño de las estrellas a un riguroso analisis y determinaron que el craneo del pequeño tenía una antiguedad de aproximadamente 900 años y que había una gran probabilidad (90%) de que se tratara de un ser híbrido de mas o menos 5 años. Un niño mezcla de un humano y una raza desconocida. El craneo mas grande pertenecía a una mujer que murio entre los 20 a 30 años. De confirmarse esa teoría, seria una prueba determinante de la existencia de seres extraterrestres en la tierra.

Algunos científicos consideraban que el craneo mas pequeño pertenece a un niño con malformaciones congénitas probablemente de hidrocefalia, braquiocefalia o progeria, razón por la cual la madre quiza tuvo que aislarse junto al pequeño y de ahí que ambos esqueletos fueran encontrados juntos y alejados de la población. Sin embargo, estudios posteriores revelaron que una de estas enfermedades era poco probable.  Los estudios de ADN realizados en el 2003, demostraron que ambos craneos no estan relacionados genéticamente.  El craneo de la mujer humana no pertenece a la madre del niño. Hasta ahora ha sido imposible determinar el gen paterno o demostrar que el craneo sea un híbrido o de un extraterrestre. Sin embargo, la mayoria de ufologos y apasionados del tema sostienen que el craneo pertenece realmente aun niño mitad humano mitad extraterrestre.

A principios de marzo del 2011 el craneo del niño estrella ha tenido nuevos y más elaborados exámenes de ADN, los que aparentemente prueban que efectivamente se trata de un híbrido (humano desconocido).



http://viewzone2.com/starchildx.html


jueves, 22 de marzo de 2012

ENJAMBRE DE PULGAS

scary Pictures, Images and Photos

...Y que hay de los suenõs cuando son tan reales, cuando ya no puedes distinguir entre sueño y realidad..
Eso le sucede a Luisa, mi amiga. Sueña recurrentemente con una niña que desesperadamente se rasca las rodillas.

Imaginense, la pobre en su cama mirando el techo, tratando de descifrar cómo el enjambre de pulgas pudo entrar a su departamento. Las sintió por primera vez una tarde mientras miraba el televisor echada en el sofa de la terraza. La atacaron y mordieron en todo el cuerpo. Luisa no tenía mascota, solo su hijo compartía el departamento. A su hijo no lo atacaban. Igual pasaba en el trabajo, a nadie le picaban, solo a ella. La empresa a quien había encargado la fumigación, tanto para el trabajo como para la casa, había ido dos veces. Fumigaron todos los rincones de la oficina y de su departamento. Ella tuvo que lavar, mantas, cojines, cortinas, alfombras, toda su ropa y la de su hijo. Las pulgas se calmaban pero a los pocos días regresaron con más ferocidad. Llevaba meses sin poder conciliar el sueño, estaba mentalmente y fisicamente agotada. El alto costo de las empresas de fumigación estaban mermando sus pocos ingresos. El estress era tal que ultimamente estaba teniendo pesadillas donde una joven la miraba fijamente mientras se rascaba ferozmente las rodillas. Según leyó en un artículo en la red, soñar con mordeduras de pulgas significa que su pareja la está traicionando. El proximo paso sería ir al sicólogo para saber si todo esto era producto de su imaginación. De repente, una idea cruzó su mente ¿Habrá sido Felisberto, mi ex-pareja, que despechado, introdujo las pulgas en la casa? ¿Me habrá echado un malefecio?

sábado, 17 de marzo de 2012

UN EXTRAñO DON

Self-portrait Pictures, Images and Photos
Cuando me tendió  la mano y levanté la mirada para ver su rostro sentí una extraña sensación.  "Mi más sentido pesame", dijo, con voz ronca y siguió estrechándo la mano al resto de la familia que estaba sentada en los primeros bancos de la iglesia.   Ya  mi abuela me lo había descrito; aspecto lúgubre, delgado, pelo negro, tez morena, nariz aguileña, traje negro, pantalón gris y zapatos de charol. "Cuando lo veas saludando a los familiares del difunto, sabrás que es "Chochueca, me advirtió.

Bienvenido Martinez era su nombre verdadero, pero como en los años 30's vendía chochuecas (tortas de harina frita) en el pueblo lo llamaban así.  Se comentaba que Chochueca poseía el don de identificar a quienes estaban apunto de morir, por lo que su imagén estuvo siempre ligada a la muerte. Era una especie de pájaro de mal aguero;  el solo hecho de verlo era un presagio de algo fatal.  Siempre atento a las esquelas mortuorias, no era extraño verle, visitando a amigos y familiares del difunto para ofrecerles su condolencias. También era una  forma de generar algun ingreso económico pues generalmente por este          servicio los deudos le daban alguna propina.

Una de las cualidades de las que gozaba "Chochueca" es que era muy servicial. El primero en acudir a la iglesia o funeraria, abrazar a los deudos y brindar el café.  Una vez terminado el acto, ayudaba a recoger las sillas, las coronas de flores, y se llevaba el hielo que se ponía debajo del feretro para prologar la descomposición del cadaver.  Nadie sabía a ciencia cierta que hacía con el hielo, pero se comentaba que lo vendia a quienes vendian, frío-frío ( conos de hielo molido con jugo de diversos sabores).   Chochueca vestía muy bien. Usualmente después de los nueve días de rezos se presentaba en la casa de los familiares del difunto para recoger la ropa que éste había dejado.  Frecuentemente, se le veía  recorrer las calles vistiendo trajes y zapatos de marca.

Así se presentó "Chochueca" en mi casa,  a las pocas semanas del entierro a recoger las ropa de mi abuelo y cualquier otro cosa que buena mente pudieramos darle.  Pasaron muchos años, desde que lo ví por ultima vez, luego me enteré que falleció.   Un personaje que se echó mucho de menos por poseer un don tan extraño.

miércoles, 14 de marzo de 2012

MUCHOS LOS HAN VISTO....

ghost Pictures, Images and PhotosSon tantas las personas que han visto fantasmas que resulta difícil no creer en su existencia.  Lo curioso, es que la descripción que de ellos se dá puede variar de persona a persona.  Dicen que algunos son tan reales que es muy dificil que la gente se de cuenta que lo ha visto o convivido con ellos durante algún tiempo.

Algunos fantasmas están rodeados de un halo luminoso o en ocasiones pueden estar rodeados de fuego. Por su parte, la clásica visión del fantasma en forma de una sábana blanca flotando por una casa puede deberse a que muchas personas al morir fueron enterradas envueltas en sábanas.

Existen los fantasmas que son feos y desagradables, generalmente los que en vida fueron personas que hicieron daño a otros, entre estos encontramos a los pandemonium o pequeños demonios y se dedican a causar daño a las personas que puede incluso llegar a ser físico. Aunque también hay fantasmas bellos con voces dulces que continúan en el plano de los vivos porque tienen algún pendiente o deben alertar a algún ser querido que se encuentra en peligro.

Hay también fantasmas que son transparentes y sin color, su silueta humana está perfectamente delineada, pero al ser transparentes podemos ver a través de ellos, por lo que a veces parecen formar parte de las paredes o los muebles donde se aparecen; además no proyectan sombra, no tienen peso, no tienen pies y se desplazan volando.

Los fantasmas invisibles suelen manifestarse y comunicarse por medio de sonidos (generalmente en forma de lamentos), de aromas o del tacto, a pesar de ello, no se dejan ver; la mayoría de estos son espíritus buenos que intentan ayudar a los vivos por lo cual su comunicación debe ser clara y dulce de tal manera que se haga escuchar sin causar temor. Dado que estos fantasmas sólo tienen un propósito, no es común que permanezcan mucho tiempo entre los vivos y una vez transmitido su mensaje se alejan para siempre de este plano.

Por extraño que parezca, existen los fantasmas que envejecen, son pocos pero conforme pasan los años la visión de estos va cambiando no sólo en su figura, sino también en las ropas que visten que poco a poco van luciendo más desgastadas y descoloridas, su cabelleras se vuelven blancas y entre más avanzan los años, décadas y siglos más débiles parecen hasta que sólo se perciben sus pasos o sus lamentos.

Hay fantasmas del tipo de sombras que a menudo viajan en grupos y son capaces de cambiar drásticamente la temperatura de un lugar haciéndolo más frío, pueden también generar fuertes rachas de viento y hacer más sombrío el lugar donde se encuentran; se dice además que los fantasmas de este tipo acostumbran frecuentar los hogares donde está una persona cercana a la muerte y sólo son capaces de verlos las mascotas que generalmente reaccionan de forma poco común, lo que demuestra su temor ante la cercanía de la muerte. A estos les gusta alimentarse del temor y la angustia de los vivos.

Un último tipo de fantasmas son los traviesos poltergeist, a estos debemos casi siempre que los objetos se muevan solos, los sonidos, sacudidas de cama, pasos y azotes de puertas.


http://lascosasquenuncaexistieron.com

sábado, 10 de marzo de 2012

ALGO MUY GRAVE VA A SUCEDERLE A ESTE PUEBLO

Crow Pictures, Images and Photos
Imagínese usted un pueblo muy pequeño donde hay una señora que tiene dos hijos, uno de 17 y una hija de 14. Está sirviéndoles el desayuno con una expresión de preocupación en su rostro. Los hijos le preguntan qué le pasa y ella les responde:

- “No sé, pero he amanecido con el presentimiento de que algo muy grave va a sucederle a este pueblo”.

El hijo se va a jugar al billar, y en el momento en que va a tirar una carambola sencillísima, el otro jugador le dice:

- “Te apuesto un peso a que no la haces”

Todos se ríen. El se ríe. Tira la carambola y no la hace. Paga su peso y todos le preguntan qué pasó, si era una carambola sencilla. Y él contesta:

- “Es cierto, pero me he quedado preocupado por algo que me dijo mi madre esta mañana sobre algo grave que va a sucederle a este pueblo”.

Todos se ríen de él, y el que se ganó su peso regresa a casa, donde está con su mamá. Feliz con su dinero dice:

- “Le gané este peso a Dámaso de la forma más sencilla porque es un tonto”

- “¿Por qué es un tonto?”

- “Porque no pudo hacer una carambola sencillísima preocupado porque su mamá amaneció hoy con la idea de que algo muy grave va a suceder en este pueblo.”

Su madre le dice:

- "No te burles de los presentimientos de los mayores porque a veces se hacen realidad... "

Una pariente oye esto y va a comprar carne. Le pide al carnicero:

- “Deme un kilo de carne”, y en el momento que la está cortando, le dice “mejor córteme dos, porque andan diciendo que algo grave va a pasar y lo mejor es estar preparado”.

El carnicero despacha su carne y cuando llega otra señora a comprar le dice:

- “Mejor lleve dos kilos porque hasta aquí llega la gente diciendo que algo muy grave va a pasar, y se están preparando y comprando cosas”.

Entonces la señora responde:

- “Tengo varios hijos, mejor deme cuatro kilos...”

Se lleva los cuatro kilos, y para no hacer largo el cuento, diré que el carnicero en media hora agota la carne, mata a otra vaca, se vende toda y se va esparciendo el rumor.

Llega un momento en que toda la gente en el pueblo, está esperando que pase algo. Se paralizan las actividades y de pronto a las dos de la tarde alguien dice:

- "¿Se han dado cuenta del calor que está haciendo?"

- "¡Pero si en este pueblo siempre hizo calor! Tanto calor que los músicos tenían instrumentos remendados con brea y tocaban siempre a la sombra porque si tocaban al sol se les caían a pedazos."

- "Sin embargo" -dice uno-, "a esta hora nunca hizo tanto calor."

- "Pero a las dos de la tarde es cuando hace más calor."

- "Sí, pero no tanto calor como ahora". Al pueblo desierto, a la plaza desierta, baja de pronto un pajarito y se corre la voz:

- “Hay un pajarito en la plaza”. Y viene todo el mundo espantado a ver el pajarito.

- "Pero señores, siempre hay pajaritos que bajan."

- "Sí, pero nunca a esta hora". Es tal la tensión de los habitantes del pueblo, que todos están desesperados por irse y no tienen el valor de hacerlo.

- “Yo que soy muy macho” - grita uno – “Me voy”.

Agarra sus muebles, sus hijos, sus animales, los mete en una carreta y atraviesa la calle central donde todo el pueblo lo ve. Hasta que los demás dicen:

- “Si este se atreve, pues nosotros también nos vamos”. Y empiezan a desmantelar literalmente el pueblo. Se llevan las cosas, los animales, todo.

Y uno de los últimos que abandona el pueblo, dice:

- “Que no venga la desgracia a caer sobre lo que queda de nuestra casa”, y entonces la incendia y otros incendian también sus casas.

Huyen en un tremendo y verdadero pánico, como en un éxodo de guerra; en medio de ellos va la señora que tuvo el presentimiento y le dice a su hijo :

- “¿Viste mi hijo que algo muy grave iba a suceder en este pueblo?”.

 Gabriel García Márquez

miércoles, 7 de marzo de 2012

LA FORTALEZA DE SAN FELIPE

La invitacíon me tomó de sorpresa.  Se trataba de una cena de gala para conmemorar la fundación de Puerto Plata, ciudad que Cristobal Colón descubrió el 12 de enero de 1493. La celebración se llevaría a cabo en la famosa Fortaleza de San Felipe construida en 1541, por encargo del Rey Felipe II de España, para proteger la ciudad de los ataques de piratas y corsarios.  Era la primera vez que abría sus puertas para este tipo de evento, normalmente, durante el diá funcionaba como museo, y en las noches, bueno, no se sabía...., se rumoraba era una guarida de piratas aparecidos.

La noche, complice del magno evento, hizo llover todas sus estrellas iluminando la entrada  a la Fortaleza.  Nos recibió el gobernador y un acompañante, ambos vestidos con trajes del siglo XVI y unas damas elegantemente vestidas, también con trajes de la época.  Nos hicieron pasar por un especie de puente, debajo de éste y a ambos lados, a traves de unas rejillas, se podian observar muchos hombres, que simulando estar presos y heridos, gritaban e intentaban con sus manos agarrar las piernas de los recien llegados.  Ahí me pude dar cuenta de que se trataba de una recreación de lo que fue la Fortaleza en el siglo XVI. "¡Excelente idea!"

Una vez en el segundo nivel, funcionarios de la gobernación con sus lujosos trajes de la época nos indicaban donde debiamos sentarnos y unas damas nos traían nuestras respectivas bebidas.  Aproveché para caminar un rato y observar la ciudad desde una de las garitas; la vista era imponente. Al rato empezamos a degustar el majestuoso buffet que nos tenían preparado.  En la mesa asignada eramos ocho personas, de las que solo conociá a una, pero fue una manera de alternar y conocer a otras.

Todo transcurría en paz y armonía hasta que de repente, ¡disparos, cañonazos, un apagón, y gritos!  Se armó el corredero.  Yo atiné a meterme debajo de la mesa, y otros hiceron igual.  El corazón se me queria salir por la boca de nervios; unos segundos parecieron horas.  Al rato, una luz muy tenue iluminó la terraza y una voz gritó., "!Es un asalto, un asalto!. Levanté la mirada y alcance a ver  unos hombres disfrazados de piratas, se subían por los murros de la fortaleza, estaban por todos lados.  Uno de ellos me alcanzó a ver y me saco debajo de la mesa. Me sostuvo prisionera por unos segundos hasta que volvio la luz, y los supuestos centinelas apresaron a los piratas y liberaron a unos cuantos rehenes.  De la nada aparecieron unos jovencitos, gritaban ¡Extra!  ¡Extra! y nos entregaron un pliego del periódico local donde el titular leía.  !¡Piratas atacan el Fuerte de San Felipe!

Fue una noche expectacular, ¡Inolvidable!  De ahí salieron anécdotas de invitados que manifestaron ver aparecidos en el curso del ataque pirata, otros vieron la sombra de una dama con atuendo de la época pasearse por los jardines.   Lo que  nunca quedó claro, fue  si hubo un error de imprenta cuando en la foto del periódico apareció una sombra sobre la imágen de uno de los piratas al subir el muro de la fortaleza.

sábado, 3 de marzo de 2012

EL VISITADOR MEDICO

old lady face Pictures, Images and Photos

Cuando mi amigo, Ramón, me contó lo que le sucedió no podía parar de reirme, es que visualizaba la escena y no podía contenerme. Un poco sorprendido por mi reaccíon, esbozó una sonrisa; era evidente que el incidente no fue nada gracioso, más bien horrendo.

Resulta que Ramón era visitador médico de una afamada línea de productos farmaceúticos, para ello viajaba al interior del país con frecuencia.  Ese día en partícular se aseguró de hacerle una revisión al carro antes de emprender el largo viaje y compró una parilla o portaequipaje donde pondría la mercanía que llevaría a su destino. También se habia comprado unos nuevos CD de música variada para suplir la falta de compañía.

El era un conductor prudente que manejaba a la defensiva, siempre atento a lo que ocurría a ambos lados de la carretera, por eso cuando impactó con aquella sombra blanquecina que se cruzo en medio de la carretera, no lo podía creer, quedó desconcertado.   Acto reflejo frenó,  miró por el espejo retrovisor, pero no vio nada -" creo  que ví algo volar"-, comentó para sí.   Respiró profundamente, y al mirar por la ventanilla de pasajero pudo observar como unos campesinos se acercaban al carro con machetas y palos levantando las manos y gritando fuertemente, lo que a juzgar por sus semblantes, eran improperios. Sin pensarlo dos veces, piso el acelerador firmemente y emprendío camino.  A medida que avanzaba miraba por el espejo retrovisor, como más personas corrían detrás de él.  -¿Será que estropée a un animal? se preguntó temeroso y apenado. Pero, no podía detenerse, matar a un animal en la carretera propiedad de un campesino, era una declaracíon de guerra.

Tras recorrer una distancia considerable a más de 80 kilómetros por hora y mirando constantemente el espejo retrovisor y los laterales,  por fin llegó a un pueblito y como un vólido entro en el Destacamento de la Policia Nacional.  Se bajo del automovil y dirigiendose al Jefe de turno, gritó "¡he estropeado a un animal, y ahí vienen los campesinos por  mi, por favor ayudeme me van a matar!  El agente, pasmado, por los gritos del pobre Ramón y de los campesinos que lo venian siguendo, caminó hacia el carro para constatar el daño que el impacto del animal pudo haberle hecho al carro y a escuchar los alegtaos de los campesinos.  Para su sorpresa y la de Ramon encontraron a una anciana sujetándose firmente de la parilla del carro.  Era evidente que  lo que el había impactado con su vehículo no había sido un animal sino a una pobre señora a quien la conmosión  hizo saltar.  Ella, en su afan de salvar su vida se aferro con todas sus fuerzas la parilla del carro. Asi voló la vieja unos cuantos kilometros.

Los campesinos no venían detras del carro de Ramón reclamándole que habia estropeado un animal sino que le señalaban y gritaban que llevaba a una vieja enganchada en la parrilla.  Por suerte, para Ramón y la anciana el incidente no pasó de ser un gran susto. La anciana fue revisada por un médico legista y afortunadamente no tenía fracturas en su cuerpo; a ambos le dieron a beber agua con mucha azucar, que según la gente de pueblo calma los nervios.